¿Se ha (re)convertido China en la primera potencia económica mundial?

La noción de “gran poder” se refiere a áreas como la capacidad de contribuir al orden mundial o al desarrollo militar. En materia económica, la noción de “poder económico” suele medirse por producto interno bruto (PIB).

Así, según este indicador, India estuvo a la cabeza por delante de China hasta el año 1500. Luego, China ocupó el primer lugar hasta mediados del siglo XIX.e siglo. En el momento de la revolución industrial, el Imperio Británico ocupó el primer lugar antes de ser superado por los Estados Unidos justo antes de la Primera Guerra Mundial. Desde hace poco más de un siglo, Estados Unidos ha sido considerado la primera potencia económica mundial.

Aún así, hubo retadores. En 1956, el “Premio Nobel de Economía”, Maurice Allais, indicó que con su ritmo de producción industrial, la Unión Soviética iba a alcanzar a Estados Unidos alrededor de 1970-1975. De hecho, el crecimiento fue del 4 al 10% (como en los Estados Unidos en el XNUMXe siglo). Pero con las crisis del petróleo y las crisis económicas, no fue así.

En la década de 1980, Japón estaba alcanzando a Estados Unidos. Su PIB aumentó un 5% anual mientras que el de Estados Unidos un 1%. A este ritmo, Japón podría ocupar el lugar de la primera potencia económica del mundo. En última instancia, esto nunca sucedió con el estancamiento de la economía japonesa.

Más recientemente, el despegue económico de China ha permitido a este país superar rápidamente a todos los demás en muchos criterios hasta alcanzar el segundo lugar. Hoy, según los indicadores, China y Estados Unidos compiten por la posición de liderazgo. Pero, ¿se ha sacudido realmente la jerarquía hoy?

PIB, la gran puesta al día china

Para el Banco Mundial, los PIB totales son respectivamente 15 billones y 000 billones. La tendencia aún muestra que las curvas podrían cruzarse dentro de tres o cuatro años.

Y, si usamos el PIB constante en paridad de poder adquisitivo, China ya ha superado a Estados Unidos con 23 billones contra 000 billones.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), en su Perspectiva Económica Mundial, indica previsiones para 2022 del PIB corriente en 18 billones de dólares en 000 para China contra 24 billones para los Estados Unidos.

También observamos que China ha dado un salto en las últimas dos décadas en términos de comercio. Según la Organización Mundial del Comercio, a la que China se unió en 2001, la participación de China en las exportaciones de mercancías ha pasado de 5,9% a 15,2% entre 2003 y 2020, mientras que la participación de Estados Unidos cayó del 9,8% al 8,4%.

Por lo tanto, China es ahora, con mucho, el mayor exportador de bienes del mundo. En valor, esto representa 2600 mil millones de dólares para el Reino Medio, contra 1400 mil millones de dólares para los Estados Unidos.

La "fábrica del mundo" es ahora el principal proveedor de más de 60 países, incluidos veinte en África.

La apuesta de I+D

Más allá del indicador representado por el PIB, también observamos que China ahora rivaliza con Estados Unidos en términos de innovación. China se convirtió así en el principal solicitante de patentes del mundo en 2011 por delante de Estados Unidos y Japón. Considerada durante mucho tiempo una nación dotada para copiar, China se ha centrado durante varias décadas en la innovación y la I+D (aunque el número de patentes no es el único indicador, porque es necesario examinar la explotación de estas patentes y las regalías que generan).

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, la brecha se está ampliando: China presenta más el doble de patentes que Estados Unidos y solo representa el 43% de los depósitos a nivel mundial.

En términos de I+D, las inversiones chinas son considerables y también han aumentado considerablemente. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), China ha pasado de gastar representando 0,9% del PIB en 2000 a 2,4% en 2020. En el mismo período, Francia pasó del 2,1% al 2,3% y Estados Unidos del 2,6% al 3,4%. En volumen, China ha pasado de 38 millones de dólares en 2000 a 563 millones en 2020. Sigue estando por detrás de Estados Unidos (664 millones) en el segundo puesto. Además, China superó a Estados Unidos en número de investigadores (2 millones contra 1,4 millones).

En cuanto a la comparativa entre tejidos corporativos, Estados Unidos sigue estando por delante de China, con una capitalización bursátil cercana a cuatro veces mayor gracias a grupos como Apple, Microsoft, Amazon, Facebook… Pero la brecha se está acortando con el auge de Tencent, Alibaba…

Del lado chino, los gigantes digitales son más recientes pero están creciendo con fuerza: Alibaba tiene una facturación de 72 mil millones de dólares (frente a 296 de Amazon), Tencent tiene 1,2 mil millones de usuarios, Baidu representa alrededor del 80% de las consultas en China, Xiaomi tiene 13,5 % de cuota de mercado (por delante de Apple y por detrás de Samsung). En términos de capitalización de mercado, los BATX (Baidu, Alibaba, Tencent y Xiaomi), representan tres veces menos que GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon) pero con mayores tasas de crecimiento en términos de facturación.

El creciente poder económico de China también se refleja en su papel cada vez más importante en el mercado mundial de productos básicos. Para el hierro y el acero, según la OMC, China es ahora el principal exportador mundial con 13% del mercado, muy por delante de Estados Unidos con un 4%. Además, China es el país que más oro extrae (por delante de Australia, Rusia y Estados Unidos), y que más aluminio produce (por delante de Rusia, Canadá e India).

Sin embargo, en el caso del petróleo y otros combustibles, Estados Unidos sigue siendo el principal exportador mundial con un 8,6 % del mercado, muy por delante de China con un 2,6 %. Y este sector crucial sigue siendo problemático para China, que representa el 21% de las importaciones mundiales. Dicho esto, si estas importaciones permiten mayores exportaciones de productos terminados, esto sigue siendo beneficioso para China.

En el futuro, China también puede tomar una posición dominante en otras áreas. El Reino Medio, por ejemplo, está invirtiendo masivamente en electricidad: un coche vendido de cinco es hoy con un motor eléctrico y algunas ciudades están reemplazando todos sus autobuses con autobuses eléctricos. En este sector, China está invirtiendo en todo el mundo a través de la empresa State Grid Corp. de China (SGCC), que es hoy el mayor operador de redes y distribución de electricidad del mundo.

Stéphane Aymard, Ingeniero de investigación, Universidad de La Rochelle

Este artículo ha sido publicado de nuevo. La conversación bajo licencia Creative Commons. Lee elarticulo original.

Crédito de la imagen: Shutterstock.com/Sean Pavone

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.