5 cosas que las parejas no deben pasar por alto

Trabajo, hijos, hogar y actividades ... A veces parece difícil invertir plenamente en su matrimonio ...

Debra Fileta, asesora profesional, oradora y autora de libros para parejas, ofrece 5 formas de involucrarse en su matrimonio. 5 ingredientes de la vida matrimonial que no deben pasarse por alto, sea cual sea el nivel de ocupación de los cónyuges.

Comparte este video en Facebook

1. Oren juntos

El matrimonio permite a una pareja unirse emocional, física pero también espiritualmente. Desafortunadamente, las parejas cristianas a menudo tienden a pasar por alto esta conexión espiritual. Los momentos más íntimos del matrimonio tienen lugar cuando hablamos de nuestros sentimientos, pensamientos y relación con Dios. Recuerde tomarse el tiempo para orar con su cónyuge todos los días y compartir los beneficios de Dios en sus vidas. Es un acto simple, ¡pero el resultado es sobrenatural!

2. Hablas

Muchas parejas se comunican muy poco cada día. Para algunos, cuanto más pasan los años, más disminuye la comunicación. Sin embargo, el diálogo juega un papel fundamental en la pareja. Es importante saber distinguir los niveles de comunicación. Primero está el nivel superficial donde hablamos de hechos simples, luego otro donde compartimos nuestras opiniones e ideas, luego viene un nivel donde hablamos de nuestros sentimientos y emociones. Considere dedicar de 10 a 20 minutos al día a comunicarse con su pareja. Considere hacer preguntas como : ¿Cuál fue la mejor parte de tu día? ¿Qué puedo hacer para ayudarte esta semana? El propósito de este ejercicio es disfrutar y alentar la compañía de los demás.

3. Tocarte a ti mismo

Con los niños y las responsabilidades que los acompañan, a las parejas les resulta difícil hacer tiempo el uno para el otro y, a menudo, descuidan el contacto físico. Sin embargo, es una forma muy importante de invertir en su matrimonio. Haga un balance de su boda y encuentre momentos para tomarse de la mano, abrazarse y tener momentos íntimos entre ellos. Este contacto le permite al otro saber que su presencia no pasa desapercibida y que a usted le gusta su compañía.

4. Perdónate a ti mismo

La confesión y el perdón a menudo se pasan por alto en el contexto del matrimonio. A veces es difícil mostrarse vulnerable y compartir sus debilidades con los demás. Pero cuando soltamos nuestro orgullo para reconocer nuestros errores, abrimos la puerta al perdón y el perdón es lo que preserva la unión de pareja. Las parejas que están muy satisfechas en su matrimonio no son las que menos discrepan, sino las que favorecen el perdón. Tómese el tiempo para consultar a su corazón, sea honesto con su cónyuge sobre las cosas que desea cambiar y las áreas en las que necesita pedir perdón.

5. Diviertanse

Se dice que las parejas que “rezan juntas permanecen juntas”. ¡Pero también es cierto que las parejas que juegan juntas permanecen juntas! A pesar de nuestras muchas ocupaciones, Dios quiere que disfrutemos de la compañía de los demás y de la vida que nos ha dado. ¿Por qué no dedicar un día de la semana a jugar un juego de mesa, ir a cenar, ir de excursión o hacer un picnic…? las posibilidades son ilimitadas. ¡Lo más importante no es lo que haces sino con quién lo haces! Reaviven su amor mutuo, reavivando su amistad.

REVISTA

fuente: Paso de peatones.com

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.