Birmania: la población sale a las calles para desafiar el golpe

“Salimos a las calles levantando el símbolo de los tres dedos para condenar el golpe militar y exigir el retorno de la democracia. "

Acerca de fin de semana Marcadas por manifestaciones, las calles de la capital económica de Birmania, Rangún, fueron nuevamente tomadas por asalto por los manifestantes según El mundo del sudeste asiático. La interesante movilización para protestar contra el golpe de Estado perpetrado el lunes 1 de febrero por las fuerzas armadas birmanas. Los manifestantes han estado marchando por las calles durante varios días, ondeando banderas rojas con el diseño de un pavo real, “un símbolo antiguo de la lucha por la democracia”.

La joven generación birmana, inspirada por sus mayores y habiendo crecido en un régimen democrático durante diez años, tiene la plena intención de luchar por la libertad. Un exlíder de los levantamientos de 1988, Myo Min, ahora director ejecutivo de la ONG Equality Myanmar, explica que si bien los jóvenes de hoy han aprendido de la generación anterior de activistas como él, también son más efectivos en su manera de galvanizar los esfuerzos de la organización. oposición.

“El Movimiento de Desobediencia Civil hace saber a la gente que tiene el poder de actuar individualmente. "El Reporta.

Una de las formas de protesta alentadas por el Movimiento es el uso de boicotear. Así, médicos, ingenieros o profesores han tomado la decisión de no presentarse a sus puestos en protesta. En el lado de la protesta, el saludo de tres dedos, inspirado en la serie de películas Los Juegos del Hambre, se utiliza como símbolo de resistencia. Esto es lo que dijo el director del diario católico Gloria News Journal alAgencia Fides.

“Es una campaña de desobediencia civil y protesta pacífica que involucra a ciudadanos de todas las culturas, etnias y religiones. Hoy, la población no ha ido a trabajar y ha abandonado los servicios públicos y las oficinas. Salimos a las calles levantando el símbolo de los tres dedos para condenar el golpe militar y exigir el retorno de la democracia. "

La Agencia Fides informa que, según las carreras locales, 700 personas participaron en la manifestación del lunes. Joseph Kung Za Hmung está encantado ante este movimiento de protesta "interreligioso no violento" que considera "un gran estímulo" y una prueba de unidad.

“El Arzobispo de Mandalay, Su Exc. El obispo Marco Tin Win y los sacerdotes de esta Arquidiócesis se unieron a los manifestantes, saludándolos con el símbolo de los tres dedos levantados. Las monjas cristianas y los cristianos laicos también participan junto a los monjes budistas. Es un gran estímulo. El país está unido. Muchos otros líderes religiosos se han unido en oración. Es un movimiento interreligioso no violento. "

Camille Westphal Perrier

Haber de imagen: kan Sangtong / Shutterstock.com

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.