Editorial de Camille del 16 de noviembre

“Después de la cruz, está la Pascua, después de los tiempos difíciles, siempre está el sol que viene a traer luz y consuelo. "

Cson las palabras de Pierluigi Maccalli, misionero en Níger retenido como rehén durante dos años y liberado el 8 de octubre, mientras relata su tiempo en cautiverio.

Puede sonar como un optimismo dichoso o una máxima algo "fácil", pero en la boca de un hombre rehén durante dos largos años, esta sentencia adquiere toda su sustancia y fuerza. Que esto sea un estímulo para que miremos al futuro con esperanza, sean cuales sean nuestras circunstancias. 

Sin embargo, la noticia nos da motivos para desanimarnos ante la violencia y la crueldad en el mundo.

Un "Carnicería en el Mediterráneo" donde ocurrieron cuatro naufragios en el espacio de tres días que resultaron en la trágica muerte de un centenar de migrantes.

En etiopía el furioso conflicto entre la región de Tigray y el actual gobierno se intensifica después de que las autoridades de Tigray dispararan cohetes contra Asmara, la capital de la vecina Eritrea.

En Nagorno-Karabaj, las poblaciones armenias se preparan para la llegada de los azerbaiyanos con miedo, lo que les hace quemar sus propias casas y desenterrar a sus muertos.

En Mozambique, en la provincia de Los periodistas cristianos de Cabo Delgado y sus familias huyeron tras un violento ataque de los insurgentes que ahora ocupan su aldea. Sin recursos en el bosque durante varios días, piden ayuda.

No dudemos en rezar por nuestros hermanos y hermanas que sufren del otro lado del mundo, como por los que sufren a nuestro alrededor.

Pero no olvidemos, “después de la cruz, la Pascua”, la buena noticia, la resurrección de Cristo al tercer día.

Esta es la base de nuestra fe y la razón de nuestra esperanza.

Camille Westphal Perrier

 

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.