EE.UU .: 100 pastores y líderes evangélicos denuncian el decreto de inmigración de Trump

El 27 del pasado mes de enero, Donald Trump firmó una orden ejecutiva suspender la admisión a Estados Unidos de nacionales de 7 países de Oriente Medio, por un período de 3 meses. El decreto también especificó quese daría preferencia a las minorías religiosas perseguidas, incluidos los cristianos.

CSu anuncio, que se consideró discriminatorio, provocó inmediatamente una ola de protestas en todo el país y en todo el mundo. 3 de febrero un juez federal de Seattle, en el estado de Washington, había emitido una orden judicial temporal bloqueando la aplicación del decreto. La apelación de la administración Trump fue posteriormente desestimada por la Corte de Apelaciones de San Francisco. Sin embargo, el gabinete presidencial planea completar el proyecto de decreto.

Junto con las múltiples reacciones políticas, algunos líderes religiosos entre los cristianos orientales habían expresado reservas sobre la idea misma de "preferencia" concedido a los cristianos.

"Cualquier política de acogida que discrimine a los perseguidos y los que sufren sobre una base religiosa acaba perjudicando a los cristianos de Oriente ... Es una trampa ... No queremos privilegios".

Más de 700 líderes religiosos, educadores, intelectuales, empresarios o defensores de los derechos y libertades de todas las religiones, había enviado una carta abierta a Donald Trump instándolo a actuar en defensa de las libertades religiosas en el mundo. Según ellos, los países con una política de inclusión de todas las religiones están "menos sujetos a la violencia" y "menos propensos a exportar terrorismo".

El miércoles 8 de febrero, en un gesto muy inusual, alrededor de un centenar de líderes evangélicos conservadores emitió una carta al presidente Trump y al vicepresidente Pence, en el Washington Post. Mediante esta carta pretenden denunciar el decreto que prohíbe temporalmente la entrada al país de refugiados de determinados países.

“Como pastores y líderes cristianos, estamos profundamente preocupados por el reciente anuncio de una moratoria en la recepción de refugiados ... Nuestra carga por los oprimidos o que sufren tiene sus raíces en el llamado de Jesús a amar a nuestro prójimo, como a nosotros mismos '... Como cristianos tenemos un llamado histórico expresado hace más de 2000 años para servir al sufrimiento. No podemos abandonar esta llamada ahora. Vivimos en un mundo peligroso y afirmamos el papel crucial del gobierno, para protegernos del mal y fijar las modalidades de admisión de refugiados. Sin embargo, la compasión y la seguridad pueden coexistir, como lo han hecho durante décadas ”.

Entre los firmantes de esta carta se encuentran los nombres de ministerios evangélicos de las principales iglesias o instituciones de los 50 estados, como Tim y Kathy Keller, Ed Stetzer, Daniel Akin y el autor Max Lucado. Para Scott Arbeiter, presidente de la organización World Relief detrás de la iniciativa:

“No es nuevo que la iglesia use su voz en nombre de aquellos que no la tienen. Es parte de nuestra vocación histórica y de nuestra identidad. Y durante casi cuatro décadas, World Relief ha ayudado a miles de iglesias y decenas de miles de voluntarios a responder a este llamado dando la bienvenida a los refugiados. Esta carta es prueba de que la Iglesia no renunciará a su vocación ”.

Desde la publicación, alrededor de 5000 personas ya agregaron sus nombres a la carta abierta, convertida en una petición en Alivio mundial.

La redacción

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.