Mueren 51 migrantes en un camión en Texas, el Papa Francisco denuncia una tragedia

Más de 50 migrantes, de México o Centroamérica, murieron en un camión recalentado en Texas, una tragedia que el presidente Joe Biden atribuyó el martes a "traficantes" motivados únicamente por el afán de lucro. El Papa Francisco denuncia una tragedia y comparte su "dolor". 

El espeluznante descubrimiento se remonta al lunes por la noche, cuando un trabajador de la ciudad de San Antonio escuchó una llamada de ayuda cerca de una carretera donde estaba trabajando y abrió la puerta trasera del camión.

Los servicios de emergencia habían sacado primero 46 cadáveres y dieciséis personas "conscientes", entre ellos cuatro menores, que fueron trasladados a hospitales cercanos. Tras una jornada marcada por temperaturas cercanas a los 40 grados, sufrieron hipertermia y deshidratación aguda.

El número de muertos aumentó a 51 el martes, 39 hombres y 12 mujeres, dijeron las autoridades locales en una conferencia de prensa. Entre los hospitalizados se encuentra un adolescente en estado crítico, agregaron.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien será recibido el 12 de julio en la Casa Blanca, dijo que 22 víctimas eran de México, siete de Guatemala, dos de Honduras. “Es una gran desgracia”, señaló.

Lucha contra “una industria criminal”

Según los primeros elementos de la investigación, "esta tragedia fue provocada por contrabandistas o traficantes" que "explotan" a los migrantes "sin respeto por sus vidas", comentó su homólogo estadounidense en un comunicado de prensa.

Joe Biden llamó a fortalecer la lucha contra "una industria criminal multimillonaria" y destacó que se han realizado 2.400 arrestos desde el lanzamiento, hace tres meses, de una acción conjunta entre Estados Unidos y otros países de la región.

Poco convencidos, los republicanos cuestionaron su política migratoria.

“Estas muertes se atribuyen a Biden. Son el resultado de su política letal de fronteras abiertas”, atacó de inmediato el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott.

“Los traficantes de personas explotan nuestras fronteras abiertas y los más vulnerables pagan con sus vidas”, agregó el senador de Texas Ted Cruz.

Frenada durante la pandemia, la llegada de migrantes aumentó considerablemente tras la elección de Joe Biden y la ciudad de San Antonio, ubicada a 240 km de la frontera, es una importante escala antes de continuar el viaje hacia el norte de Estados Unidos.

Tres arrestos 

El alcalde de la ciudad, Ron Nirenberg, lamentó "una tragedia horrible" y deseó que los responsables "sean procesados".

Tres personas fueron detenidas, según el jefe de policía. Pero "no sabemos si están relacionados con esto o no", dijo William McManus.

En el lugar de la tragedia, el camión había sido retirado el martes por la noche y los vecinos habían colocado velas y cruces de madera para rendir homenaje a las víctimas.

“Han recorrido cientos de kilómetros para venir aquí, podemos hacer un kilómetro (…) para apoyarlos”, explicó a la AFP Angelita Olvera, quien instaló este improvisado altar.

Jesús Thompson, de 60 años, que vive cerca, señaló que estos inmigrantes "estaban buscando el sueño americano".

Al entenderlos, llamó a los habitantes de Centroamérica o México “a pensar bien antes de salir de su país, porque el riesgo de venir aquí es enorme, sobre todo ahora que hace mucho calor”.

El Papa Francisco ha expresado su "dolor"

Los camiones como el que se encuentra en San Antonio son un medio de transporte muy utilizado por los migrantes que desean ingresar a los Estados Unidos. Tal viaje es extremadamente peligroso, especialmente porque estos vehículos rara vez tienen aire acondicionado y sus ocupantes se quedan rápidamente sin agua.

El 14 de junio, los guardias fronterizos descubrieron alrededor de 80 migrantes escondidos en la parte trasera de un camión durante una inspección de rutina cerca de la ciudad fronteriza de Laredo.

En julio de 2017, una tragedia similar había marcado los ánimos: diez migrantes habían muerto en un tráiler recalentado estacionado en el estacionamiento de un supermercado cerca de San Antonio. El conductor del camión había sido condenado a cadena perpetua.

El papa Francisco expresó este martes su "dolor" por esta "tragedia", que comparó con la del enclave español de Melilla en Marruecos, donde perecieron el viernes al menos 23 migrantes.

La ONU dijo que estaba "profundamente preocupada". "Ilustra una vez más la necesidad crucial de canales legales seguros para la migración", dijo un portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani, desde Ginebra.

El Consejo Editorial (con AFP)

Crédito de la imagen: Shutterstock.com / Mike Hardiman / Migrantes de América Central cruzan la frontera entre Estados Unidos y México para buscar asilo en los Estados Unidos, 30 de mayo de 2019

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.