Acción de Gracias y la búsqueda de la justicia y la paz en medio de la injusticia

Día de reconocimiento en varios países del Nuevo Mundo especialmente, el Día de Acción de Gracias se conoce bajo su variante americana. Este jueves, como cada cuarto jueves de noviembre, Estados Unidos vive este día de acción de gracias que se ha secularizado al conmemorar una fiesta que asocia a los Padres Peregrinos y los indios Wampanoag, en 1621 en Massachusetts.

Si las celebraciones de reconocimiento en el suelo de los futuros Estados Unidos ya habían tenido lugar en Virginia ya en 1607, fue el Día de Acción de Gracias de 1621 el que marcó la imaginación estadounidense. Cuando los Padres Peregrinos desembarcaron en Plymouth en 1620, Massasoit, el jefe de los Wampanoags afectados por la plaga, ofreció a los recién llegados una alianza para protegerse de sus enemigos Narragansett. Al menos dos de ellos ya hablaban inglés y la tribu ya había luchado contra los europeos. Como parte de esta alianza, los Wampanoag apoyaron a los colonos para evitar que perecieran por falta de alimentos. Los ingleses invitaron entonces a más de 90 indios a un banquete y juegos organizados durante tres días, mientras que tradicionalmente se celebraba el Día de Acción de Gracias con ayuno y oración. Vinieron con comida.

Una acción de gracias extendida por la justicia y herramienta de unidad nacional ante Dios

La alianza ha despertado muchos mitos denunciados por el historiador David J. Silverman, en particular el de la ayuda desinteresada. El historiador recuerda que malentendidos sobre las compras de tierras, cuando los Wampanoag no entendían el concepto de compra y pensaban que les estaban robando, pero también verdaderas estafas de tierras, desembocaron en un violento conflicto, la Guerra del Rey Felipe, del apodo de Metacom, el hijo de Massasoit. Hoy el Día de Acción de Gracias es un día de luto para los Wampanoag.

Sin embargo, los pobladores de la colonia de Plymouth con los que la tribu había establecido un acuerdo tuvieron la oportunidad de mostrar sus buenas intenciones en un primer momento, antes de que llegaran otros ingleses, ocupando cada vez más terreno. Entre estos últimos, tres hombres sin moral fueron implicados en 1638 en el asesinato de un indio para robarle. Pudo levantarse para volver a su pueblo y testificar a su familia y peregrinos, los tres culpables fueron identificados, juzgados y ahorcados por los colonos. Se invitó a los indios a presenciar la ejecución, para que vieran que sus vidas importaban tanto como las de los ingleses. Si la motivación de las autoridades no estuvo desprovista de intereses políticos, la voluntad de hacer justicia no obstante estuvo presente, creyendo los puritanos en la igual dignidad de cada vida humana.

Fue el 3 de octubre de 1789 que el presidente George Washington proclamó el primer Día de Acción de Gracias nacional, antes de reiterar la iniciativa seis años después. Dos de sus sucesores, John Adams y James Madison, proclamaron tres celebraciones del Día de Acción de Gracias entre 1798 y 1814. Desde la proclamación del presidente Abraham Lincoln en 1863, el Día de Acción de Gracias ha sido un feriado federal observado cada último jueves de noviembre.

Así como el banquete de 1621 había fortalecido la alianza entre colonos y Wampanoags, Lincoln usó su memoria para calmar las heridas tras la Guerra Civil. Alentado por Sarah Josepha Hale, editora de Godey's Lady's Book, el presidente proclamó el último jueves de noviembre de 1863 como el día en que todo el pueblo estadounidense agradecería a Dios "con un solo corazón y una sola voz", convirtiendo a un partido abolicionista del norte en un celebración para toda la federación.

Jean Sarpedón

Crédito de la imagen: Shutterstock/Rawpixel.com

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.