Aquí hay algunas enseñanzas de la historia de Noé que puede aplicar a su propia vida.

La historia de Noé continúa enseñando a los cristianos de hoy.

Noé y su arca… Esta historia conocida por todos, cristianos o no cristianos, revela muchas etapas de la vida cristiana: desafíos, obediencia, pruebas de fe, duda y perseverancia. Te invitamos a identificar 10 lecciones muy simples que te ayudarán a mantener el rumbo.

Comparte este video en Facebook

1. ¡No pierda el barco!

Esto es lo primero que debe recordar. Los contemporáneos de Noé miraron burlonamente el arca. No tomaron la medida de su estado de ánimo, y fue por su pérdida. No pierda el barco.

2. Recuerda que todos estamos en el mismo barco

El plan de Dios para la humanidad se está desarrollando para cada uno de nosotros. Llueve sobre "justos e injustos", y la salvación en Jesús está disponible para todos.

3. Planifique con anticipación

No todo es espontáneo con Jesús, no todo es simple y milagroso. También debes saber pensar, esperar, escuchar y planificar para entrar en tu plan. No descuides este aspecto.

4. Mantente en forma

Servir a Dios requiere recursos y una buena salud física y emocional. Noé y su familia habrían tenido dificultades para completar el arca si hubieran sido reducidos.

5. No escuches las críticas

Si estás convencido de que Dios está en el origen de lo que tienes en tu corazón, no te dejes afectar por las críticas. Sepa cómo rodearse de asesores, pero también aprenda a ignorar las críticas y las burlas de quienes lo rodean.

6. Construye tu futuro

Sea cual sea el proyecto que quieras iniciar, ¡tienes que empezarlo! Y trabajar en él, para construirlo y llevarlo a cabo.

7. No trabajes solo

Noah fue aislado y se burló, pero no estaba solo. Apoyado por su familia, pudo llegar al final de lo que Dios le había confiado. Familia, amigos, socios, ore para que Dios envíe personas para que lo apoyen.

8. La velocidad no siempre es una necesidad

Es una banalidad decir que todo va rápido en nuestra sociedad, pero una banalidad que a veces es útil recordar para luchar contra las prisas. Algunas cosas se resuelven con el tiempo, con paciencia y perseverancia. No olvidemos eso.

9. Cuando ya no puedas luchar, flota ...

Cuando llegó el diluvio, Noé ya no pudo influir en los eventos. Había hecho su parte y ahora no podía hacer nada. Pero Dios tenía el control. En algunas situaciones, no tenemos nada más que hacer que “esperar en silencio la ayuda del Señor”.

10. Recuerde que el arca fue construida por aficionados y el Titanic, por profesionales.

No importa la tormenta ... Si estás en Jesús, el arco iris pronto estará allí. Disfruta tu camino con el Señor, sean cuales sean las pruebas y dificultades de la vida. Tiene un resultado magnífico.

HL

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.