Masacre racista en Buffalo: Diez personas fueron asesinadas en un supermercado

Conmocionados, los vecinos de la ciudad de Buffalo, en el estado de Nueva York, rindieron homenaje este domingo a las diez personas asesinadas la víspera en un supermercado, la mayoría afroestadounidenses, por un hombre blanco en un tiroteo descrito por las autoridades como "un crimen de odio racista".

“Algunos de nosotros estamos muy enojados”, dijo el pastor T. Anthony Bronner, durante una vigilia frente al estacionamiento del supermercado Tops donde un joven, equipado con un arma de asalto y una bala de chaleco protector, disparó el sábado por la tarde, matando a diez e hiriendo a tres.

Once de las víctimas eran negros y dos blancos, en este barrio predominantemente afroamericano de Buffalo, una ciudad del norte del lago Erie, en la frontera con Canadá.

Joe Biden irá allí el martes “para compartir el dolor de una comunidad que perdió a diez de los suyos en un asesinato en masa horrible y sin sentido”, anunció la Casa Blanca.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, por su parte, condenó enérgicamente los asesinatos, que calificó como un "acto despreciable de extremismo racista y violento", dijo el domingo su portavoz.

Una gran multitud se reunió en el lugar de la tragedia el domingo, rezando, colocando coronas y coreando la palabra "unidad" mientras se realizaba otra vigilia en una iglesia donde el alcalde de Buffalo, Byron Brown, dijo estar "devastado" por este "ataque racista y violento". ".

El pistolero identificado como Payton Gendron, de 18 años, condujo más de 300 km desde su lugar de residencia en Conklin, en el sur del Estado, para llevar a cabo esta masacre, realizando incluso "una operación de reconocimiento" el día anterior al incidente, según el autoridades.

“¿Cómo puede un chico de 18 años conseguir un arma? exclamó a la AFP Derryl Long, nacido en Buffalo y residente en la vecina localidad de Chautauqua.

“No puedo entender lo que estaba pasando por la cabeza de ese hombre, conducir tres horas aquí, a este (supermercado) Tops porque sabía que era un barrio negro”, continuó el Sr. Long, de 67 años.

"Mancha en el alma de América" 

“Este individuo vino con el objetivo de matar a la mayor cantidad de negros posible”, resumió Byron Brown durante una conferencia de prensa.

“La evidencia que hemos reunido hasta ahora no deja dudas de que se trata de un crimen de odio por motivos raciales y será procesado como tal”, dijo el jefe de policía de Buffalo, Joseph Gramaglia.

“Delito de odio” en los Estados Unidos se refiere a un acto dirigido contra una persona específica debido a elementos de su identidad como raza, religión, nacionalidad, orientación sexual o discapacidad. Considerado un delito federal agravado, conlleva penas más duras.

“Debemos trabajar juntos para luchar contra el odio que sigue siendo una mancha en el alma de Estados Unidos”, dijo Joe Biden en Washington el domingo.

Payton Gendron amenazó con suicidarse antes de entregarse a la policía. Procesado por "asesinato premeditado", se declaró inocente durante una primera comparecencia ante un juez.

El joven portaba una cámara y transmitió su crimen en vivo en Twitch a pesar de que la plataforma aseguró haber borrado el contenido “dos minutos” después del inicio de su transmisión.

También publicó un "manifiesto" racista de 180 páginas ante los hechos, según medios estadounidenses.

El diario Buffalo News también reveló que en el cañón del arma se había pintado de blanco una palabra ofensiva, racista y tabú en Estados Unidos para designar a las personas negras.

"Terrorismo doméstico" 

"Fue terrorismo local, simple y llanamente", dijo la fiscal general de Nueva York, Letitia James, quien viajó a Buffalo para asistir a la vigilia.

“Las redes sociales permiten que este odio fermente y se propague como un virus”, denunció por su parte la gobernadora del Estado de Nueva York, Katy Hochul, originaria de Buffalo.

Este asesinato racista recuerda a otros dos: el de El Paso en Texas en 2019 donde 23 personas fueron asesinadas por un activista de extrema derecha, incluidos ocho mexicanos e "hispanos", y el de Charleston en Carolina del Sur donde un supremacista blanco había mató a nueve fieles afroamericanos en una iglesia en 2015.

En ambos casos, antes de los ataques se habían publicado en línea manifiestos llenos de odio.

Un día después de este asesinato, una iglesia en California fue atacada. Una persona murió y cuatro resultaron gravemente heridas en un tiroteo cuyo motivo aún se desconoce.

Los tiroteos en lugares públicos son casi diarios en Estados Unidos y los delitos con armas de fuego van en aumento en las principales ciudades como Nueva York, Chicago, Miami o San Francisco, especialmente desde la pandemia de 2020.

Varias iniciativas de funcionarios electos para fortalecer las leyes de armas han fracasado en el Congreso en los últimos años, y el poderoso cabildeo de armas de la NRA sigue siendo muy influyente.

La redacción (con AFP)

Crédito de la imagen: Shutterstock / JHVEPhoto

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.