Editorial de Camille: Cuando los famosos hablan de su fe

Este es un tema que se menciona regularmente en la prensa cristiana, especialmente en los Estados Unidos, pero también cada vez más en Francia: la fe (cristiana) de las figuras públicas.

Seas fan o no, estas "personas" que son seguidas en las redes sociales por millones de personas o que simplemente tienen cierta influencia, utilizan su plataforma y los medios del siglo XXI para hablar de Jesús.

Cómo no hablar de Olivier Giroud, el futbolista que actualmente se encuentra en Qatar para el Mundial, y que celebró la victoria de los Blues ante Australia en su cuenta de Instagram dando gloria a dios.

Si bien en este partido se ofreció notablemente a sí mismo un doblete que llevó a su equipo a la victoria, las redes sociales y los medios de comunicación hablaron mucho del delantero y de su fe. "Copa del Mundo: Saint-Giroud ruega por nosotros", título Paris Match, "Giroud, érase una vez", se puede leer en Eurosport, mientras un periodista de La Dépêche se pregunta por qué el jugador señala con el dedo al cielo después de cada gol.

También podemos mencionar a otra celebridad que recientemente habló sobre su camino espiritual, poniendo la cuestión de la fe en el centro del debate durante sus numerosas intervenciones en los medios. nombré Gad Elmaleh. En su segunda película, "Reste un peu", estrenada la semana pasada en los cines, el humorista evoca su paso de judío sefardí al catolicismo.

Un tema que me permite "provocar" nuestro próximo informe inmersivo que se publicará la próxima semana y que se centra en una obra de Mehdi Djaadi titulada Coming Out. El actor (¡a quien también puedes encontrar en la película de Gad Elmaleh!), habla en esta pieza de su propio camino espiritual.

Evoca su infancia marcada, entre otras cosas, por un despertar al Islam, su conversión al protestantismo y luego al catolicismo. Solo uno en el escenario extremadamente exitoso, divertido y profundo. Una hermosa oda a la libertad y… ¡a Jesús!

Por supuesto que los famosos son “como nosotros” (en todo caso delante de Dios), no se trata aquí de admirarlos dichosamente porque son cristianos y aman al Señor.

Ellos (seguramente) no son perfectos (como nosotros), lo interesante, (además de reconocerlos como hermanos y hermanas en Cristo) es que tienen una plataforma más grande que la mayoría de las personas para manifestar el amor de Dios y transmitir el mensaje de la Evangelio. ¡Lo cual siempre es una buena noticia!

Camille Westphal Perrier

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.