Editorial de Camille: Dorothy Day, una rebelde en el paraíso

Editions Première Partie publica este jueves un libro titulado “Dorothy Day, una rebelde en el paraíso” escrito por Mathilde Montovert, quien se interesa por la historia de una de las figuras católicas estadounidenses más influyentes del siglo XX.

Periodista, activista, madre soltera, católica comprometida, Dorothy Day se ha hecho famosa por sus campañas públicas a favor de la justicia social, los pobres, los marginados, los hambrientos y los sin techo. Si tiene cierta reputación al otro lado del Atlántico, merece ser más conocido en Europa y en Francia.

Realmente disfruté leyendo este libro que se centra en las obras de misericordia de su heroína mezclando aspectos biográficos, contexto histórico e invitaciones a la oración y la acción. Por lo tanto, he decidido dedicar el editorial de esta semana a esta mujer inspiradora con un camino a veces caótico que pasó la mayor parte de su vida dando testimonio de Jesús amando a su prójimo de una manera radical.

Una juventud acunada por los Salmos

Nacida en una familia episcopal menos observante, a Dorothy le encantaba ir a la iglesia y leer la Biblia, especialmente los Salmos. Desde su más tierna infancia se sintió atraída por Dios y por su amor. Sin embargo, durante su tiempo en la universidad en Illinois, la joven se alejó de la fe. Por otra parte, se acerca a la doctrina marxista, lo que confirma su inclinación por las causas sociales.

“Dorothy necesita sentirse del lado de los más desfavorecidos, luchar contra las injusticias del sistema capitalista y siempre siente compasión por los más desfavorecidos”, escribe Mathilde Montovert en su libro.

Dorothy se convertirá entonces en periodista, enfermera, desfilará y será encarcelada junto a las sufragistas, viajará a Europa con su primer marido, se enamorará… La activista también vivirá etapas dolorosas: la soledad, la cárcel y el aborto. Una herida que llevará toda su vida, en su corazón y en su carne.

Fue a los 30 años, tras el nacimiento de su hija, que se convirtió al catolicismo, respondiendo finalmente a una llamada que resonaba en ella desde pequeña. “Ella entiende que la iglesia es el hogar que ella ha buscado durante mucho tiempo y al que anhelaba pertenecer”.

Una vida de servicio a los pobres y a la paz

Su encuentro con el francés Aristide Pierre Maurin, a quien todos llaman Peter Maurin, cambiará por completo su vida. Este hombre de 54 años, altamente educado, optó por vivir en la pobreza, lo que le valió el apodo de Dorothy de “San Francisco de los tiempos modernos”.

Juntos fundarán el Movimiento del Trabajador Católico, una obra de hospitalidad y servicio a los más pobres. Un movimiento que ayudará notablemente a muchas personas ya que el desplome de la bolsa acaba de golpear duramente a Estados Unidos, sumiendo al país en la Gran Depresión.

También se hizo famosa por su pacifismo y su trabajo en favor de los oprimidos, incluida su oposición a la Guerra de Vietnam, su apoyo público a los trabajadores agrícolas en huelga y su compromiso con la lucha contra la violencia racial y el racismo.

Todavía habría mucho que decir sobre el camino de esta mujer de fe, pero para conocer más sobre su historia, los animo a descubrir la biografía espiritual propuesta por ediciones de la primera parte. ¡Una invitación a cambiar el mundo siguiendo la radicalidad de Dorothy Day y sobre todo del Evangelio!

Camille Westphal Perrier

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.