El 1 de julio, participe en la velada "Un milagro para Madagascar" y amplifique el despertar espiritual en curso.

La población malgache está arraigada en la espiritualidad. Para bien o para mal, la fe es parte de la identidad malgache.

La mitad de la población sigue arraigada en creencias tradicionales impregnadas de prácticas cercanas al ocultismo, en las que vivos y muertos conviven a diario. Estas prácticas han tendido a obstaculizar el desarrollo del país. De hecho, la práctica es que los vivos actúen de tal manera que no se arriesguen a perturbar lo que los muertos hubieran querido. En consecuencia, el desarrollo de los individuos -y por extensión de la nación- se ve obstaculizado por el temor a las reacciones de los ancestros sobre los vivos.

El cristianismo, por su parte, reúne a cerca del 40% de la población, con una distribución equitativa entre católicos y protestantes. Siendo la práctica espiritual omnipresente, las iglesias se multiplican y se establecen en casi todas partes.

Recientemente, la expresión de la fe cristiana tiende a encontrar relevos comunicativos de peso.

Como prueba, el pasado 19 de junio, un concierto gigante organizado conjuntamente por la organización “Madagascar se levantará” y la propia Presidencia de la República, reunió a 70.000 participantes en el estadio Barea Mahamasina. En presencia de los artistas Rija Rasolondraibe, Eliandry y Hillsong France, la multitud fue guiada en alabanza y oración para que Dios cuide a su país.

Otro ejemplo es el creciente éxito de la versión malgache de “A Miracle Every Day”. Transmitidos diariamente por las ondas de varias estaciones de radio nacionales, estos textos de bendición y aliento pretenden llegar a una amplia audiencia y participar en el cambio de mentalidad de la población.

A nivel social, la isla aún depende mucho de la ayuda que se brinda desde el exterior. Ya se trate de ayuda humanitaria, apoyo a la educación, construcción de infraestructuras o acciones a favor de la salud, las donaciones del exterior -como recientemente del Fondo Monetario Internacional- representan todavía una parte indispensable para mantener a flote al país.

Sin embargo, según la mayoría de los observadores y actores sobre el terreno, la isla puede lograr la autonomía. Pero esto será posible si se mantiene el apoyo que brinda la ayuda internacional, ya sea pública o privada. La ayuda periódica, aunque sea modesta, siempre es preferible a la ayuda puntual, porque permite planificar e implementar acciones a largo plazo.

¿Cómo ayudar concretamente?

El viernes 1 de julio, a las 20:30 (hora de París), se transmitirá en vivo en YouTube una velada especial de recaudación de fondos en beneficio de Madagascar.

Organizado por Pascal Portoukalian, reunirá a:

  • Eric Célérier, fundador de la asociación “Le Miracle Malagasy”
  • los artistas Eliandry y Rija Rasolondraibe
  • Garry Mahefasoa, agregado personal del Embajador de Madagascar en Francia
  • varios testigos y actores en el terreno

Se dará la oportunidad a todos de poder comprometerse a apoyar a Madagascar con una donación.

Para participar en esta noche de apoyo, regístrese haciendo clic aquí.

Pascal Portoukaliano

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.