El discreto regreso a Francia de los "retornados" de la yihad y sus hijos [OPINIÓN]

Cincuenta y una personas, dieciséis esposas de yihadistas de entre 22 y 39 años y treinta y cinco menores (7 son huérfanos de ambos padres), fueron traídas de Siria el 5 de julio. Fueron detenidos en campos custodiados por kurdos, en condiciones de vida consideradas "espantosas" por la ONU, cuyo Comité de Derechos Humanos condenó a Francia por haber dejado a sus ciudadanos allí durante demasiado tiempo. Este regreso grupal es el primero: Francia ya había repatriado a niños de Siria pero sin sus madres. En el caso de los adultos, las "exfiltraciones" anteriores se hacían caso por caso o mediante el protocolo Cazeneuve que permitía la extradición de yihadistas desde Turquía. El total de estos "retornados" de la zona sirio-iraquí empieza a ascender: 320 adultos, incluidas 108 mujeres, y 200 menores han sido repatriados desde 2012, de un total de 1450 ciudadanos franceses que partieron para apoyar a Daesh en Siria o en Irak (Francia ha dotado a su cuerpo de defensa del mayor contingente de yihadistas de Europa). Alrededor de 400 de ellos se consideran fallecidos y 300 están desaparecidos.

Mientras que la doctrina oficial francesa era dejar que los acusados ​​de terrorismo fueran juzgados y castigados en los países donde presuntamente se cometieron sus abusos, las autoridades invocan hoy "una lógica puramente humanitaria" a favor de estas mujeres y sus hijos. Esta es la explicación que da Laurent Nuñez, entonces Coordinador Nacional de Inteligencia y Lucha contra el Terrorismo (es el nuevo jefe de policía de París desde el 20 de julio). Cabe señalar de paso que, en el caso de los ciudadanos de la UE que se han adherido al Estado Islámico, el mito de la "paridad" absoluta entre hombres y mujeres de repente ya no prevalece en Francia como en otros lugares: "Ninguno de los países de la Unión ha no decidió repatriar a los hombres, ni Bélgica, ni Alemania ni Dinamarca”, subrayó Laurent Núñez. Pero hay una explicación adicional para este vuelco de las autoridades francesas: "Las fuerzas kurdas, que administran estos campos, no tenían los medios para organizar juicios, ni para asegurar la detención de esta numerosísima gente en buenas condiciones", dijo La Croix (enlace más abajo) Jean-Charles Brisard, presidente del Centro para el Análisis del Terrorismo. Una quincena de mujeres con reputación de estar muy radicalizadas también han logrado escapar de estos campamentos.

Esta llegada a suelo nacional de un grupo de mujeres y niños que han experimentado -y en ocasiones fomentado o incluso perpetrado- los horrores de la "yihad" de Daesh, es aclamada como "un primer paso" por las familias de estos "retornados" de la frontera sirio-iraquí. área. Pero cabe señalar que las dos asociaciones de víctimas de los atentados del 13 de noviembre de 2015 aprueban la repatriación de niños y sus madres desde Siria. Los niños, porque los menores de 12 años para el 90% de ellos, son sobre todo víctimas (lo que no excluye su peligrosidad potencial); madres, para que respondan de sus actos ante los tribunales.

Seguirán otras operaciones del mismo tipo. En el estado actual de la justicia y las prisiones, plantean un problema de seguridad formidable. Entre los “repatriados” encarcelados a su regreso se encuentra, por ejemplo, Emilie König, de 37 años, de Bretaña, que partió a Siria en 2012 donde nacieron tres de sus cinco hijos (repatriada a Francia a principios de 2021). Colocada por la ONU en su lista negra de los combatientes más peligrosos, actuó como reclutadora de Daesh y llamó a ataques en Occidente en videos. Tales “perfiles” ponen en riesgo a todos los franceses, incluida la población carcelaria. Hace unos meses, Yvan Colonna, condenado a cadena perpetua por el asesinato del prefecto Erignac, fue asesinado por un compañero de prisión islamista. Pero el principal riesgo dentro de las cárceles es el del contagio islámico. Y sería ingenuo creer que las mujeres son menos peligrosas que los hombres. Si 15 de los 16 “retornados” de principios de este mes, incluida Émilie König, hicieron el mismo discurso de arrepentimiento frente a los investigadores (uno, la ex esposa de uno de los verdugos de Daesh, se mantuvo firme en sus posiciones), La Fiscalía Nacional Antiterrorista ha sabido diferenciar entre los que regresaron a Francia antes de la caída del Estado Islámico en 2019, y los que se quedaron en Siria o Irak después de esa fecha. Si bien de muchos de los primeros ya no se habla, otros continúan practicando un islam riguroso en detención. Durante años, los sindicatos de guardias penitenciarios han clamado por salas de evaluación y encarcelamiento “sellados”. El primero apareció recién el otoño pasado. Aquí nuevamente, el "retraso en la ignición" de las autoridades públicas es flagrante. Ya desbordados, la Fiscalía Nacional Antiterrorista, la administración penitenciaria y, en lo que respecta a los menores, la Asistencia Social a la Infancia, tienen su trabajo por delante...

Felipe Oswald

fuente: La Croix

Este artículo se publicó en Selección del día.

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.