El fuerte impacto de la epidemia de Covid en la salud mental de los médicos liberales en Francia

Desde el comienzo de la pandemia de Covid-19 a principios de 2020, los psiquiatras advirtieron sobre el riesgo de un aumento de los trastornos psiquiátricos. Muy pronto se realizaron estudios en jóvenes (los adolescentes, estudiantes et estudiantes de salud), entre los cuidadores hospitalarios y también en población general).

Pero, paradójicamente, pocos estudios se han centrado en los médicos liberales.

Sufrimiento que antecede a la pandemia

El sufrimiento psicológico de los médicos liberales es un problema que apareció y se conocía mucho antes de la reciente pandemia. De hecho, ya se había estudiado durante al menos 20 años, en particular con el trabajo del Dr. Didier Truchot y el informe al Consejo Nacional del Colegio de Médicos del Dr. Leopold en 20036. Antes de la pandemia, el la prevalencia del agotamiento entre los médicos generales franceses se estimó en un 48 % en esta población.

El burnout médico es un problema de salud pública no solo para los médicos que lo padecen, sino también para sus pacientes por las consecuencias sobre la calidad de la atención prestada: menor empatía, más riesgo de errores médicos… Así, un estudio sobre médicos generales ingleses encontró una asociación entre un tiempo prolongado para realizar tareas administrativas y un bajo nivel de bienestar/alto nivel de agotamiento que, a su vez, estaba asociado con una mayor riesgo de errores médicos.

La mala salud mental también se asocia con mayor deseo de dejar de hacer ejercicio. El sufrimiento psicológico de los médicos podría ser, por tanto, un factor indirecto que agrave la escasez de profesionales.

En Francia, a las 1er En enero de 2021, los médicos independientes representaron el 41,8 % de los médicos activos regulares, una caída del 11 % en comparación con 2010. Este empeoramiento de la escasez de médicos independientes ha resultado en una mayor carga de trabajo para los que permanecen. Además, hay un envejecimiento de los médicos: la la mitad tiene más de 60 años en comparación con solo el 30% en 2010.

Esto parece muy preocupante para los próximos años, con una alta tasa de jubilación.

La pandemia como indicador

La pandemia mundial ha tenido un impacto en la salud mental de las poblaciones y ha puesto en evidencia la importancia de este tema en la población en general.

En un artículo anterior, explicamos el problemas relacionados con los métodos de medición y la definición de “Salud Mental”. En este nuevo texto hablaremos de los síntomas depresivos y ansiosos, evaluados por elEscala HADS (escala de hospitalización y depresión) que está validado en francés y ampliamente utilizado en todo el mundo.

También abordaremos la cuestión del burn-out, término creado en 1974 para designar a losagotamiento del cuidador y desde entonces se expandió a otras poblaciones. Y nos ocuparemos del insomnio medido por el índice de severidad del sueño (ISI), una escala de medición reconocida y utilizada para estudios sobre este tema en todo el mundo.

Durante la primera ola, El 46,6% de los médicos que trabajaban en unidades de reanimación y cuidados intensivos sufrían síntomas de ansiedad y el 25% síntomas depresivos (puntuación HAD> 7) ; Ellos eran 47,4% y 30,8% respectivamente durante la segunda ola.

La cuestión del sufrimiento de los médicos liberales durante la pandemia se ha estudiado menos, probablemente porque el principal problema era encontrar camas de apoyo para pacientes con síntomas graves. Durante la primera ola, un estudio encuentra 30,6% de los síntomas depresivos entre los radiólogos franceses y otro 49,6% sensación de ansiedad entre los médicos generales.

Nuestro estudio evaluó el sufrimiento psicológico de 1992 médicos privados franceses, todas las especialidades combinadas, incluyendo 48% de los médicos generales, registrados en Doctolib, durante la segunda ola (noviembre de 2020). El 73% de los encuestados tenía entre 30 y 60 años y el 25% tenía más de 60 años; El 58% eran mujeres.

Utilizamos las mismas escalas que para un estudio realizado en Médicos del hospital AP-HP en 2017-2018 : evaluamos la presencia de síntomas ansiosos y depresivos con el HADS (puntaje HAD >7), el presencia de burnout con el Copenhagen Burnout Inventory (CBI) y elinsomnio con el Insomnia Severity Index.

En nuestro estudio, el 71% de los médicos padecía burnout, el 46% insomnio, el 59% síntomas de ansiedad y el 27% síntomas depresivos. Este sufrimiento psicológico tuvo un impacto significativo: durante el último año, el 31% había tomado psicofármacos (ansiolíticos, antidepresivos, somníferos, etc.) y el 28% había incrementado su consumo de alcohol o tabaco.

Los médicos generales también informaron sufrir mucho más agotamiento que otras especialidades (75 % frente a 68 %) y consumir más psicofármacos (34 % frente a 28 %).

Varias razones, algunas de ellas antiguas, pero acentuadas por la pandemia, pueden explicar estas preocupantes cifras: la gran carga de trabajo vinculada en particular a la falta de médicos, la creciente carga administrativa, el sufrimiento de los pacientes y sus familiares, el miedo a contraer el virus y transmitirlo a su familia, la ausencia de recomendaciones claras para el manejo de los pacientes ante una enfermedad emergente.

Otra razón es el clima de violencia hacia los médicos. Como indica un estudio inglés reciente, lael aumento de los actos de agresión es anterior a la pandemia. En Francia, durante los últimos cuatro años (2017-2020), lael observatorio de seguridad médica enumera un promedio de más de 1000 incidentes por año. Más recientemente, los opositores a la vacunación han ido tan lejos como para amenazar a los practicantes con la muerte.

¿Y una oportunidad de cambio?

Como señaló un editorial de la revista médica británica

La opción un artículo del XNUMX de Lancet, , Covid-19 ha planteado un desafío para el bienestar de los médicos, pero también puede servir como una oportunidad para crear conciencia sobre el problema y desarrollar acciones para abordarlo.

De hecho, incluso si ha habido desde 2018 un número gratuito para médicos en dificultad y algunos unidades de hospitalización para cuidadores que sufren burnout, el tema sigue siendo tabú. La cultura médica siendo sufrir en silencio, con estigmatización de los médicos que admiten tener trastornos psicológicos.

Sin embargo, el sitio de la orden de médicos enumera algunos asociaciones regionales de autoayuda para cuidadores como el Red ASRA (Ayuda para cuidadores Auvergne-Rhône-Alpes) o la asociación MOTS (Better for better care). Pero las estructuras de este tipo siguen siendo pocas en número.

La sensibilización vinculada a la pandemia puede ser, por tanto, una oportunidad para romper el tabú y desarrollar acciones que ya han demostrado su eficacia: terapias de reducción del estrés, discusiones en grupos pequeños, comunidades de apoyo entre pares… De acuerdo con las recomendaciones internacionales, hay que llamar a los psiquiatras para desarrollar y organizar estas acciones.

El desarrollo de estas acciones requiere recursos financieros, y esto no fue discutido durante el Ségur de la Santé. A nivel organizativo, sería posible contar con los Consejos del orden de médicos departamentales y con las Uniones Regionales de Profesionales de la Salud (URPS) representativas de los médicos liberales en todo el territorio.

Ariel Frajermann, Md-PhD, médico psiquiatra en Hopital Kremlin-Bicêtre, Inserm et Jean-Francois Costemale-Lacoste, Psiquiatra Clínica y Doctora en Neurociencias especializada en trastornos del estado de ánimo, investigadora (equipo “MOODS”), Inserm

Este artículo ha sido publicado de nuevo. La conversación bajo licencia Creative Commons. Lee elarticulo original.

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.