El riesgo de sequía será alto este verano de 2022

¿Cuál es el riesgo de sequía? amenaza las aguas subterráneas -hablamos a este respecto de la sequía hidrogeológica- este verano de 2022 en la Francia metropolitana?

Este riesgo se define por la posibilidad de alcanzar, para agosto-septiembre de 2022: niveles bajos a muy bajos, situación bastante rara; niveles por debajo de los umbrales de alerta definido por decretos de prefectura sobre piezómetros representativos.

Para este verano, las previsiones de mareas negras se muestran bastante pesimistas.

Mapa de Francia metropolitana que muestra el riesgo de sequía para el verano de 2022
Mapa de riesgo de sequía en niveles freáticos para el verano de 2022.
BRGM, CC BY-NC-ND

El riesgo de sequía (en rojo oscuro en el mapa, "riesgo muy alto") está comprobado en el sureste y se refiere a las capas de piedra caliza karstificada de Provenza, las capas aluviales y las formaciones terciarias de la Costa Azul. Este riesgo también afecta al centro-oeste, incluidas las capas de piedra caliza jurásica de Charentes, Brenne y Poitou; el acuífero de arena Cenomanian de Perche y Maine y el acuífero de tiza Seno-Turonian de Touraine.

En estos sectores, restricciones de agua subterránea ya se han implementado y es poco probable que la situación mejore en las próximas semanas.

Los sectores de “alto riesgo” (en rojo claro en el mapa) albergan aguas subterráneas cuyos niveles ya están por debajo de lo normal. Su situación podría deteriorarse rápidamente, ya sea como resultado de la ausencia de lluvias suficientes o de una fuerte demanda de bombeo.

Finalmente, los niveles de agua subterránea identificados como de riesgo “muy bajo” (en verde oscuro en el mapa) a “bajo” (verde claro) deberían permanecer satisfactorios durante todo el verano. Se trata de acuíferos inerciales poco sensibles a la sequía del año en curso, o acuíferos reactivos que se han beneficiado de una recarga satisfactoria.

Sin embargo, las tensiones podrían aparecer localmente, en caso de una fuerte demanda de agua subterránea por parte de las extracciones.

Además, los datos de este mapa fueron recopilados a nivel departamental con datos de déficit pluviométrico, sequía de suelos y sequía hidrológica del Ministerio de Transición Ecológica, con el fin de delimitar los territorios en riesgo de sequía.

Primer plano sobre el estado de los acuíferos el 1 de mayo de 2022

La situación de las aguas subterráneas al final del período de recarga, es decir, el 1er mayo de 2022, depende de la situación de los acuíferos al inicio del período de recarga (entre octubre y noviembre de 2021), las lluvias infiltradas en profundidad durante el otoño e invierno de 2021-2022 (recarga aparente) y la ciclicidad de los acuíferos.

Serie de mapas para mostrar la dinámica de recarga de aguas subterráneas
Impacto de la recarga en la situación de las aguas subterráneas al 1 de mayo de 2022.
BRGM, CC BY-NC-ND

El año 2021 se caracterizó por un período de exceso de recarga 2020-2021 y por varios episodios inusuales de recarga de mayo a julio.

En el otoño de 2021, la situación del agua subterránea, luego al comienzo del período de recarga, era favorable con niveles por encima de lo normal (ver los sectores azul y verde en el mapa de la izquierda arriba). Solo Córcega, Provenza y la región de Montpellier-Nîmes mostraron niveles por debajo de lo normal, debido a la falta de recarga significativa desde 2020 (en el mapa de la izquierda, los sectores amarillo y naranja).

Los acuíferos se recargan principalmente durante el otoño y el invierno, cuando la vegetación está inactiva. Sin embargo, la recarga aparente 2021-2022 fue deficitaria en la mayoría de los acuíferos (ver en el mapa superior arriba, los tonos de rojo). A la escala del territorio, era solo el 70% de la recarga aparente normal. El periodo de recarga finalizó en enero-febrero de 2022 en gran parte del territorio, es decir, con 2 o 3 meses de antelación. Solo los acuíferos del sur de Occitania se beneficiaron de un ligero exceso de recarga (en el mapa superior, los tonos de azul).

El aprovechamiento temporal obtenido en los acuíferos gracias al exceso de recarga de 2020-2021 se ha desvanecido, por tanto, con los déficits pluviométricos registrados durante el invierno y la primavera de 2021-2022.

Sin embargo, el impacto de este déficit de recarga es diferente según la ciclicidad del acuífero, es decir, su reactividad a la infiltración de la lluvia.

Las láminas inerciales (cretas, formaciones terciarias y formaciones volcánicas) tienen una ciclicidad plurianual (ver en el mapa inferior arriba, el color verde). Su inercia, caracterizada por flujos lentos, permite mantener niveles ligeramente degradados al final del invierno a pesar de la recarga deficitaria.

Por el contrario, los acuíferos reactivos con ciclicidad anual (aluvión, calizas del Jurásico y Cretácico, areniscas y basamento del Triásico) son muy sensibles al déficit de precipitación efectiva (ver en el mapa inferior superior, el color azul). Por lo tanto, su situación se deterioró rápidamente al final del invierno y durante la primavera.

En consecuencia, sólo los acuíferos inerciales y reactivos que se han beneficiado de una recarga cercana a la normal (75 a 125%) muestran niveles cercanos, o incluso superiores a lo normal, el 1 deer Mayo de 2022 (en el mapa de la derecha arriba, los sectores verde y azul). Gran parte de los acuíferos están registrando niveles de moderados a muy bajos, consecuencia de la recarga deficitaria (en el mapa de arriba a la derecha, los sectores naranja y rojo).

Cómo se desarrolla el mapa de sequía

La elaboración del mapa de riesgo de sequía se basa en el estado inicial de las aguas subterráneas después del período de recarga de invierno 2021-2022, sobre el Previsiones estacionales de Meteo France, sobre pronósticos estacionales a partir de modelos hidrogeológicos y sobre la experiencia de los hidrogeólogos regionales de BRGM.

Serie de mapas explicativos de la metodología de los hidrogeólogos
Detalle de la metodología utilizada para la elaboración del mapa de riesgo de sequía.
BRGM, CC BY-NC-ND

A partir de la primavera y durante el verano, el aumento de la temperatura, la reanudación de la vegetación y, por tanto, el aumento de la evapotranspiración, limitan la infiltración de la lluvia en las aguas subterráneas. Entre mayo y octubre, salvo episodios excepcionales de lluvia, el drenaje suele continuar y los niveles siguen descendiendo hasta el otoño. La evolución de la situación de las aguas subterráneas en los próximos meses de 2022 dependerá, por tanto, de lluvias efectivas que consigan infiltrarse en profundidad, de las extracciones de agua y de la resistencia de las aguas subterráneas a la sequía.

En cuanto a las láminas inerciales, la precipitación no debería generar una recarga significativa, salvo eventos de lluvia muy excepcionales. La situación de las capas inerciales debería deteriorarse lentamente durante los próximos meses, o más rápidamente en los sectores fuertemente estresados.

En los acuíferos reactivos, en caso de precipitaciones insuficientes, el drenaje debe continuar y la situación debe seguir deteriorándose. No obstante, episodios de lluvias importantes pueden provocar recargas momentáneas, pudiendo así soportar los niveles (pausa temporal en su caída) o incluso, muy ocasionalmente, provocar una subida de los niveles.

Las previsiones estacionales de Météo France favorecen un escenario más cálido de lo normal en todo el territorio y más seco de lo normal en la mitad sur.

En consecuencia, el mapa de riesgo de sequía se construyó sobre una suposición pesimista, considerando que la situación de las aguas subterráneas debería seguir deteriorándose en los próximos meses. Sin embargo, no se excluye que las perturbaciones oceánicas atraviesen Francia y generen episodios de recarga importante. Las campañas de riego también podrían influir en la situación de las aguas subterráneas.

Para proteger nuestros recursos hídricos, es esencial seguir las medidas para salvar este recurso vital. Estas medidas permiten garantizar niveles de agua en los acuíferos suficientes para abastecer de agua potable a la población y regular el caudal de los ríos.

Violaine bault, Ingeniero hidrogeológico, BRGM et marc lorenzo, Investigador en hidrogeología, BRGM

Este artículo ha sido publicado de nuevo. La conversación bajo licencia Creative Commons. Lee elarticulo original.

Crédito de la imagen: Shutterstock.com/Gaman Mihai-Radu

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.