“Esperanza para Armenia”: una mirada retrospectiva a la creación de esta asociación cristiana y sus acciones

El 7 de diciembre de 1988 a las 11:41 am, la tierra tembló en Armenia. Este terremoto de 6,9 ​​en la escala de Richter devastó 100 pueblos y aldeas en el norte de Armenia, mató a 30 e hirió a más de 000. Después del genocidio de 15, que cobró 000 millones de víctimas por su fe en Jesucristo, la desgracia volvió a caer sobre este pequeño y pacífico país del Cáucaso de 1915 millones de habitantes. Armenia es el primer estado cristiano en la historia de la humanidad desde el año 1,5 d.C.

El mundo entero acudió en ayuda de esta población herida. Todos recordamos la conmovedora canción de Charles Aznavour rodeado de un sinfín de artistas famosos: "For you Armenia"

A partir de abril de 1989, los miembros de las iglesias evangélicas armenias de Francia, a instancias de su presidente, el pastor Jean-Daniel Sahagian, que regresaba de una visita a este país quebrantado, crearán la Asociación: "Esperanza para Armenia".

A sus ojos, Armenia, que en ese momento era una de las 15 repúblicas socialistas de la Unión Soviética comunista y de ideología atea, necesitaba tanto el pan material como el pan espiritual.

Es con el objetivo de satisfacer estas dos necesidades que año tras año se pondrán en marcha 12 programas solidarios para las familias afectadas.

Después de la ayuda de emergencia, estas acciones solidarias siempre inspiradas en el amor y la compasión de Cristo continuarán en 2022.

El logo de la asociación resume bien sus objetivos: la paloma de Noé (que recuerda la renovación de la humanidad después del diluvio), con la letra Ké adentro en armenio, que simboliza el nombre de Cristo.

Esto es lo que da todo su sentido a nuestro compromiso y nuestra misión desde hace más de 30 años: restaurar una nueva esperanza, un nuevo futuro a través de la fe en Jesucristo, el único que puede ofrecer a través de su muerte, su resurrección y el envío del Espíritu Santo, la posibilidad de salir del luto, de sanar nuestras heridas y de encontrar nuevas fuerzas para reconstruirnos y mirar con esperanza el presente y el futuro.

Hoy, nuestro objetivo es devolver a padres e hijos su dignidad a través de la escuela, la salud, la cultura, el deporte, la francofonía.

Trabajamos mucho con niños y adultos mayores, siempre en colaboración con las iglesias locales y sus líderes.

También tenemos todo un programa de apadrinamiento de 380 niños por familias en Francia, que es como un salvavidas para estas familias.

Cada año enviamos un contenedor con ropa, material escolar y didáctico, productos de higiene, etc., que repartimos entre los 380 niños apadrinados y sus familias. Cuatro miembros de nuestra asociación se encuentran actualmente en Armenia para esta distribución.

En verano organizamos centros al aire libre en las localidades de Spitak y Shiragamout, que fueron el epicentro del terremoto de 1988. Pero también en Stepanavan y Sissian para personas mayores.

Cada año ofrecemos un viaje de turismo humanitario para descubrir las riquezas culturales y cristianas de Armenia y conocer nuestros programas solidarios.

Nuestro grupo se encuentra actualmente en Armenia desde el 25 de junio y mañana, sábado 2 de julio, celebraremos con nuestro equipo de Francia y nuestros colaboradores de Armenia nuestros 30 años de existencia y acción (30 + 3 = covid obliga).

Un último drama acaba de golpear a Armenia: es la terrible guerra en Artsaj de 44 días del 27 de septiembre al 9 de noviembre de 2020 provocada por Azerbaiyán.

Resultados: la pérdida de casi 5000 jóvenes soldados y 3/4 del territorio de Artsaj. El pueblo armenio es gente entrañable. ¡Él necesita vuestras oraciones y vuestra solidaridad!

pastor gilbert leonian, miembro fundador de Hope for Armenia

Esperanza para armenia es miembro del colectivo ASAH.

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.