Invasión rusa de Ucrania: el mejor momento de OSINT

Con la invasión rusa de Ucrania, OSINT está experimentando su hora de gloria. De hecho, si elinteligencia de fuente abierta – a saber, la explotación de fuentes de información accesibles a todos (periódicos, sitios web, conferencias, etc.) con fines de inteligencia – se utiliza ampliamente para contrarrestar la difusión de noticias falsas y desinformación, también es de gran ayuda táctica, incluso estratégica, para obtener información de carácter militar.

En este contexto, parece importante recordar qué es OSINT, así como la forma en que se usa y los problemas de organización y gobernanza asociados con él.

¿De dónde viene OSINT?

Desde la invasión rusa de Ucrania, los partidarios de Kyiv han utilizado ampliamente OSINT para verificar la información que circula en Internet, particularmente en las redes sociales y, cuando corresponde, desenmascarar noticias falsas.

El origen de OSINT se remonta a la Segunda Guerra Mundial. Fue en esta época que el presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt creó el Servicio de Monitoreo de Transmisiones Extranjeras (FBMS), cuya misión era escuchar, transcribir y analizar los programas de propaganda diseñados y emitidos por el Eje. Desarrollado tras el ataque a Pearl Harbor, este programa se convertirá en el Servicio de inteligencia de transmisión extranjera, llamado a ser puesto bajo la autoridad de la CIA. En 1939, paralelamente a la estructura americana, los ingleses encargaron a los British Broadcasting Corporation (BBC) para implementar un servicio destinado a escudriñar la prensa escrita y las transmisiones de radio para producir el "Digest of Foreign Broadcasts", que se convertirá en el "Summary of World Broadcasts" (SWB) y luego en BBC Monitoring.

La Guerra Fría acentuó estas prácticas de observación de información abierta, convirtiéndola rápidamente en un elemento importante de inteligencia, incluso su principal fuente de información, incluidas las capacidades del adversario y las intenciones políticas. Su uso también permite identificar y anticipar amenazas y emitir las primeras alertas.

Sin embargo, el término OSINT solo apareció realmente en la década de 1980 con motivo de la Reforma de inteligencia de EE.UU., que se ha vuelto necesario para adaptarse a las nuevas necesidades de información, particularmente en cuanto a tácticas en el campo de batalla. La Ley de Reorganización de Inteligencia se completó en 1992. Le siguió en 1994 la creación, dentro de la CIA, del Programa de Código Abierto Comunitario y el Oficina del programa comunitario de código abierto (COSPO).

[Casi 70 lectores confían en el boletín The Conversation para comprender mejor los principales problemas del mundo. suscríbete hoy]

Los ataques del 11 de septiembre son un "cambio de juego" para OSINT. De hecho, fue tras la reforma de 2004 sobre inteligencia y prevención del terrorismo, laLey de Reforma de Inteligencia y Prevención del Terrorismo que se creó, en 2005, la Centro de código abierto (CSO) encargado de filtrar, transcribir, traducir, interpretar y archivar noticias e información de todo tipo de medios.

Si OSINT nació de la necesidad de capturar información con fines militares, el sector privado no tardó en apoderarse de estas técnicas, particularmente en el ámbito de laLa inteligencia de negocios. Esta disciplina ha sufrido muchos cambios a lo largo de su desarrollo: en sus inicios se trataba de acceder a contenidos que contenían información a veces difícil de obtener, pero la explosión de las nuevas tecnologías ha orientado OSINT más hacia la identificación de información relevante entre la multitud de los disponibles. Es así como se han desarrollado las herramientas y métodos capaces de clasificar esta información y, en particular, de discernir aquellas que puedan ser engañosas o falsificadas.

En Ucrania, un uso ya relativamente antiguo

Si OSINT se ha ganado su reconocimiento en Ucrania al permitir validar o invalidar ciertos contenidos, en particular los transmitidos en las redes sociales desde febrero de 2022, debemos retroceder más en el tiempo para medir su verdadero ascenso en el poder.

Efectivamente, desde el revolución de Maidan En 2014, los separatistas prorrusos del Donbass y sus seguidores difundieron una gran cantidad de contenidos cuya retórica, apoyada por Moscú, buscaba desacreditar al nuevo gobierno de Kyiv. El alcance fue tal que los occidentales rápidamente hablaron de guerra híbrida (incluso si el término sigue haciendo el tema de debate) para describir la movilización de información. Hablamos también de “guerra de información” –es decir, el arte de la guerra de información– que se utiliza tanto en tiempos de conflicto como en tiempos de paz.

Rápidamente, estructuras de la sociedad civil se ponen en marcha para desacreditar las noticias falsas, cuyo número se está disparando en la web. Más allá de estas iniciativas, muchos internautas empiezan a consultar los contenidos que les llegan y a familiarizarse con herramientas básicas para, por ejemplo, identificar o geolocalizar una imagen, para ver si es realmente representativa del tema que se supone que ilustra.

Algunas comunidades se especializan así en áreas más o menos específicas. Como ejemplo, InformNapalm se dedica a contenido relacionado con temas militares y, al no limitarse solo a Ucrania, ha creado una base de datos que enumera en particular a los pilotos rusos activos en el teatro sirio. Esta es una fortaleza de OSINT: trasciende las fronteras físicas y, por lo tanto, permite el desarrollo de comunidades transnacionales.

Este saber hacer, adquirido por necesidad desde 2014, se ha ido reforzando con el tiempo, en particular gracias a las oleadas de desinformación vinculadas a la pandemia de Covid-19. Estas redes permitieron que los ucranianos y sus seguidores estuvieran inmediatamente muy operativos al comienzo de la guerra. Además, la creciente necesidad de los periodistas de verificar sus fuentes también ha contribuido a desarrollar el uso de OSINT que, al contar con multitud de herramientas muchas veces disponibles en Open Source, facilita la práctica de comprobación de hechos.

Así, muchas publicaciones ahora explican cómo, utilizando medios OSINT, han validado o invalidado tal o cual contenido.

Cuestión de gobernanza y consolidación de redes

Como vemos, una de las fortalezas de la OSINT consiste en contar con una sociedad civil perfectamente legítima para actuar por sí misma según sus centros de interés. Esta dinámica ha permitido la creación de redes efectivas y transnacionales.

Sin embargo, si los Estados también pueden implementar habilidades OSINT, queda un gran desafío: coordinar las necesidades y capacidades. De hecho, los estados pueden beneficiarse al aprovechar las redes OSINT efectivas, particularmente en un contexto de conflicto. Sin embargo, además del riesgo relacionado con la infiltración de estas redes, la capacidad de identificar las necesidades del Estado y ponerlas en contacto con la comunidad susceptible de satisfacerlas representa una dificultad importante.

Desde un punto de vista organizacional, en el mediano y largo plazo, esto también plantea la cuestión de la estructuración del recurso OSINT para los gobiernos. Dans le cas de l'Ukraine, le gouvernement est encore jeune, l'indépendance remontant à août 1991. En outre, contraint depuis 2014 de faire face à un conflit puis, depuis février 2022 à à une invasion massive, la problématique peut être difficile para resolver. De hecho, se trata de encontrar un equilibrio entre la urgencia de la gestión diaria del conflicto y la constitución de una organización cuyo fin sería gestionar OSINT en lo que respecta a la centralización de necesidades, su transmisión o el fortalecimiento de un conjunto de habilidades. .

Para intentar dar respuesta a este problema, se ha puesto en marcha un proyecto de auditoría de necesidades, previo al desarrollo de un marco organizativo y legal. Impulsado por elInstituto de Seguridad de la Información – ONG creada en 2015 y enfocada en temas relacionados con la seguridad de la información tanto para el Estado como para la sociedad y las personas –, el proyecto “Fortalecimiento de la Capacidad Institucional de los Actores Públicos para Contrarrestar la Desinformación” (Fortalecimiento de la capacidad institucional de los actores públicos para combatir la desinformación ) comenzó en abril de 2022 cuando el conflicto ya estaba en su apogeo. Está previsto que finalice en marzo de 2023. Su objetivo es mejorar la capacidad institucional de las autoridades públicas y las instituciones de la sociedad civil ucraniana para identificar y combatir la desinformación.

Al mismo tiempo, se lanzó un proyecto de Centro de Excelencia OSINT, en particular apoyado por Dmitro Zolotujin, Viceministro de Política de Información de Ucrania de 2017 a 2019, y se llevó a cabo en asociación con la Universidad Mohyla de kyiv y con el sector privado, en particular ucraniano. Su propósito es construir un puente entre los diferentes estratos de la sociedad para constituir un lugar de investigación y desarrollo. Este enfoque está claramente en línea con el que presidió la creación de los Centros de Excelencia liderados por la OTAN, que, en Tallin, se centran en la defensa cibernética, en Riga en el estrategia de comunicación y en Vilnius en el seguridad energética – o en la del Centro Europeo de Excelencia para la lucha contra amenazas híbridas de Helsinki.

OSINT, más allá de Ucrania

Queda por ver si los occidentales que apoyan a Ucrania también apoyarán este proyecto a pesar de que este país es hoy un punto insignia de OSINT y de la UE, que tomar muy en serio los riesgos asociados con la desinformación, particularmente desde que pandemia, acaba de reforzar su arsenal contra estas acciones hostiles, en particular a través de su código de buenas prácticas publicado en 2022.

Finalmente, incluso si muchos de nuestros conciudadanos asocian OSINT con Ucrania y la invasión rusa, limitarlo a la guerra actual sería excesivamente restrictivo. Una vez más, el conflicto ucraniano está en proceso de revelar problemas que van mucho más allá de las fronteras físicas del país.

Christine Dugoin-Cléción, analista geopolítico, miembro asociado del IAE Paris – Sorbonne Business School Research Laboratory, University of Paris 1 Panthéon-Sorbonne, presidente de “normas y riesgos”, IAE Paris - Escuela de Negocios de la Sorbona

Este artículo ha sido publicado de nuevo. La conversación bajo licencia Creative Commons. Lee elarticulo original.

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.