Jubileo de Platino: “No me avergüenza decir que confío en Jesucristo, eso lo veo también en Su Majestad la Reina”

En el segundo día de las celebraciones del Jubileo de Platino de Isabel II el viernes, el Arzobispo de York, Stephen Cottrell, celebró una misa de acción de gracias en la Catedral de San Pablo en Londres. Elogió sus 70 años de gobierno, diciendo que ha podido servir a la nación "fielmente" "gracias a su fe en Jesucristo". 

El arzobispo de Canterbury Justin Welby, líder espiritual de la Iglesia de Inglaterra, anunció el pasado lunes sufren de covid-19. Por lo tanto, no pudo presidir la misa que tuvo lugar el viernes en la Catedral de San Pablo en Londres en honor a los 70 años del reinado de Isabel II, su jubileo de platino.

Fue reemplazado por el Arzobispo de York, Stephen Cottrell, quien es la tercera figura de la Iglesia de Inglaterra después de la Reina y Justin Welby.

Por su estado de salud, Isabel tampoco pudo asistir a esta ceremonia.

A pesar de su ausencia, Stephen Cottrell le rindió homenaje y elogió la "fe en Jesucristo" de la soberana, creyendo que es gracias a esta fidelidad a Dios que ella pudo servir a la nación durante todos estos años.

El empezó su sermón citando varios versículos de Filipenses 4 que repiten las palabras del apóstol Pablo.

“En todo, dad a conocer vuestras necesidades a Dios con oraciones y súplicas, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. »

Con estos versículos recuerda que a Pablo “sólo vale la pena seguirlo porque sigue a Jesús” y que el mismo Jesús “vale la pena seguirlo porque nos muestra quién es Dios”.

La oportunidad para el arzobispo de evocar el reinado de Isabel II, a quien describe también como una fiel sierva de Jesús. Destaca así el hecho de que “los mejores líderes –como Pablo, como Jesús– son aquellos que saben dejarse guiar”.

“Para mí, los mejores líderes –como Pablo, como Jesús– son aquellos que saben dejarse guiar. Personas que lideran para los demás, no para sí mismos. Personas cuyo corazón desee servir al bien común y construir la vida común; que no tratan de hacer todo por sí mismos, o actúan en sus propias fuerzas; gente que ve más allá; y que están buscando lugares de renovación, incluso lugares donde puedan aprender la mente de Cristo. Su Majestad la Reina ha podido servir fielmente a nuestra nación gracias a su fe en Jesucristo. Y lo digo hoy, sabiendo que en Su Majestad la Reina vemos un ejemplo de este tipo de servicio; una constancia inquebrantable y una constancia inquebrantable; una fidelidad a Dios, una obediencia a una vocación que es el fundamento de su vida. »

Stephen Cottrell luego intenta describir la fe en Jesucristo como "una fuente" y "un pozo".

“Es el pozo del que extraemos profundamente y nos reponemos a través de todos los desafíos, alegrías y altibajos de la vida. Y es una fuente, rebosante de inmensa alegría. Alegría, para que vivamos en la seguridad de ser amados; alegría, que Dios tiene un propósito para nuestras vidas; y gozo, porque por la muerte y resurrección de Cristo tenemos la promesa de la vida eterna. »

“Su Majestad, lamentamos que no esté con nosotros esta mañana en persona, pero estamos encantados de que todavía esté en la silla de montar. Y todos estamos felices de que aún haya más por venir”, continuó antes de agradecerle que se haya mantenido “en el rumbo” y se haya mantenido fiel a las promesas hechas hace 70 años.

“Entonces, gracias por mantener el rumbo. Gracias por seguir cumpliendo las promesas que hiciste hace 70 años. Gracias por mostrarnos cuánto importan el servicio y la lealtad. Las personas de todos los credos y sin credos y las personas de buena voluntad pueden aprender de esto. »

“No me avergüenza decir que me apoyo en Jesucristo, que trato de vivir cerca de su corazón. Que necesito de su sabiduría y de su esperanza. Y si me perdonan tal presunción, eso es lo que también veo en Su Majestad la Reina”, dijo el arzobispo de York.

En conclusión, Stephen Cottrell llamó a seguir el ejemplo de fe de Isabel II, creyendo que "no hay mejor manera de celebrar su jubileo de platino".

Camille Westphal Perrier

Crédito de la imagen: Shutterstock.com/Alessia Pierdomenico

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.