La “Biblia manuscrita”: una obra colectiva, testimonio de esperanza

Durante el primer confinamiento, la Alliance biblique française se embarcó en la producción de una Biblia manuscrita, un proyecto ambicioso y único que refleja la atemporalidad del texto bíblico. Más de 500 personas contribuyeron a esta obra de gran formato presentada el miércoles 12 de enero en el Collège des Bernardins de París. 

Fue por iniciativa de la teóloga Valérie Duval-Poujol y del Decano de la Facultad de Teología de Estrasburgo, Thierry Legrand, que nació este original proyecto de Biblia manuscrita. Un proyecto que convenció de inmediato al director general de la Alianza Bíblica Francesa, Jonathan Boulet, ya que ilustra la misión de la asociación interreligiosa, que es transmitir y encarnar el texto bíblico.

El resultado es una verdadera obra de arte colectiva de gran originalidad.. Líneas de colores, iluminaciones, dibujos, fotos… Cada página es única a imagen de los copistas y artistas que trabajaron en esta Biblia. Todos pudieron expresar su espiritualidad, su originalidad: personas de todas las edades, de diferentes religiones (protestantes, católicos, judíos...), ateos, agnósticos, presos, personas con discapacidad (el Salmo 70 tiene por otra parte fue transcrito en Braille) así como figuras públicas.

El célebre futbolista Olivier Giroud, por ejemplo, prestó su pluma para esta obra, es también el caso del médico y premio Nobel de la Paz Denis Mukwege, la neumóloga Irène Frachon o la presidenta del Senado, Gerard Larcher.

Durante la velada de presentación, el Gran Rabino de Francia, Haïm Korsia, que copió el Salmo 121, el presidente de la Federación Protestante de Francia (FPF), François Clavairoly, responsable de la copia del Salmo 1, así como el presidente de la Conferencia de Religiosos de Francia (Corref), Véronique Margron, copista del Salmo 75, se turnaron para compartir lo vivido gracias a esta experiencia.

Para Haim Korsia, se trataba de responder al "imperativo del capítulo 31 del Deuteronomio cuando Moisés le dijo al pueblo: 'escribe este cántico'", "y el cántico es la Torá", recordó antes de añadir: "Yo me dije 'esto es genial', me dan la oportunidad de hacerlo".

Evocando la dolorosa lucha de la Iglesia católica contra los abusos sexuales, Véronique Margron afirmó que copiar este salmo había sido "una hermosa experiencia" que actuó como un verdadero consuelo en medio de la agitación.

Por su parte, el pastor François Clavairoly elogió un “proyecto original”, afirmando que este trabajo de copista lo había obligado a “reinterpretar una y otra vez” el texto en relación con la actualidad. Durante su discurso, el presidente de la FPF también subrayó la belleza de las Escrituras.

Palabras que hacen eco a las de los iniciadores de este ambicioso proyecto que creen que los copistas “han encontrado un testimonio de esperanza en estas páginas milenarias”.

El libro, que reúne tres volúmenes y pesa más de 8 kg, ya está disponible para iglesias y asociaciones que deseen transmitir “la pasión de la Biblia al mayor número posible” y “descubrir, redescubrir, saborear los textos bíblicos de otra manera”. . Los facsímiles que vienen en dos volúmenes también están disponibles para su compra.

Camille Westphal Perrier

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.