Marxismo y esclavitud: los cristianos brasileños están cambiando la sociedad, entrevista con Anna Haddad Basso

LBrasil atraviesa actualmente su crisis más profunda en décadas. Uno tras otro, sus presidentes han sido acusados ​​o incluso destituidos por corrupción. El presidente actual no es una excepción. ¿Cómo salir de la deriva de una mentalidad marcada por 300 años de esclavitud? Periodista, erudita y cristiana comprometida, Anna Haddad-Basso * nos ayuda a ver con claridad este cambio profundo que, sin las oraciones de los cristianos, podría transformar Brasil en una nueva Venezuela. Entrevista.

Anna, actualmente estás haciendo una tesis sobre el ateísmo en Francia en el siglo XX. ¿Cuáles son sus conclusiones como cristiano después de 20 años de estudiar el tema?

Como cristiano, estudiar el ateísmo fue una forma de profundizar mis dudas y una oportunidad de acercarme más a Dios. Así pude confrontar constantemente mi fe, comparar al Dios de los creyentes con el Dios de los filósofos. En mi investigación sobre un filósofo francés nacido a mediados del siglo XX, indagué profundamente para encontrar lo que se había inventado para reemplazar el poderoso símbolo del Dios de Abraham. Pongo mi fe no en una idea, sino en una PersonaEn la mente de algunos intelectuales franceses, ha surgido una forma de espiritualidad artificial. El hombre era parte de un todo. Mi creencia fue sacudida y llegué a la conclusión de que solo el don de la fe que Dios concede a quienes creen en Él puede librarme de la duda inherente al existencialismo. He descubierto que la duda y las preguntas existenciales surgen cuando dejas de confiar en Dios. Descubrí que tenía que depositar mi fe, no en una idea, sino en una persona. Padre mío, Jesús.

¿Cuál es la situación en Brasil en este momento?

Durante 13 años, los tenores de la economía brasileña hicieron una alianza con el Partido de los Trabajadores: estos acuerdos destinados a la contratación pública beneficiaron a los políticos y financiaron sus campañas. Diputados, senadores, funcionarios, jueces pero también grandes empresas públicas, bancos, ministerios: todos se han beneficiado de esta vasta empresa de corrupción. Sucede lo que pasó en la Italia de la época. la operación "Manos limpias" : el Partido de los Trabajadores (esencialmente marxista) tenía por proyecto permanecer siempre en el poder pero gracias a la valiente investigación del fiscal de uno de los estados brasileños, el castillo de naipes se derrumbó. Siguiendo el rastro del dinero, la operación "Lava jato" ("Car wash") ya ha permitido recuperar más de 10 mil millones de euros, una gota en este océano de corrupción. 352 de 594 miembros del Congreso bajo investigaciónEs una de las operaciones contra el lavado de dinero más grandes del mundo: 352 de los 594 miembros del Congreso están bajo investigación y el propio presidente actual esta involucrado.
En 2014, la presidenta Dilma Roussef fue destituida por 6 millones de personas que salieron a las calles. Las consultas actuales afectan a políticos de todos los partidos, sin distinción. Lo que está sucediendo no perdona a nadie: clases medias, inversores. Es hasta el punto de que todo el mundo teme que el poder actual sea expulsado por un poder mucho peor. Porque hay que entender las fuerzas que están en acción: unos quieren acabar con la corrupción y otros, que están directamente involucrados, no quieren perder el poder y utilizar todos los medios para quedarse allí. Las redes de poder se están desmoronando, algunas se enfrentan a la cárcel y ahora un gran número de blogueros y periódicos han aparecido en la lista de sobornos.

¿Puede Brasil explotar como su vecino, la vecina Venezuela?

Si la ex presidenta Dilma Rousseff se hubiera mantenido en el poder y hubiera logrado sofocar la operación “Lava jato”, como planeó con el ex presidente Lula, estaríamos al borde del abismo financiero. Robaron sumas colosales, lo que llevó al país a experimentar una tasa de desempleo récord, apenas enmascarada por las estadísticas oficiales (13%, probablemente el doble en la realidad). La historia nos enseña que cada colapso financiero ve el surgimiento de una dictadura y un “salvador”. La agenda de las fuerzas marxistas progresistas casi nos dio la misma suerte que las dictaduras de América del Sur, apoyadas con dinero brasileño (Chávez, Maduro, Cuba, etc.). No esperaban tener que dejar el poder en Brasil, cuya constitución se estaban preparando para cambiar. Por ahora, nuestras instituciones se mantienen estables, pero todos los días se desata un gran escándalo. Esta semana, una grabación de audio que implicaba al presidente tenía como objetivo presionarlo a renunciar para bloquear el país y detener las investigaciones por un colapso del sistema, incluido el judicial. Desde que el actual presidente está en el poder, la economía ha ido mejorando. Brasil debe aguantar hasta las elecciones del próximo año, pero este último escándalo podría resultar fatal.

¿Cuál es el papel de los cristianos de los movimientos pentecostales en este momento crucial?

No es el sociólogo de las religiones ni el periodista quien habla, sino el simple cristiano: tener fe significa que creemos que Dios puede usar nuestra vida. La mayoría de los pentecostales (las tendencias también son muy diversas en Brasil) no comprenden la complejidad de las redes políticas.No negar a Jesús frente al sarcasmo es heroico ¿Deberían los cristianos involucrarse en la política? ¿Idealizar la noción de estado? No tengo la respuesta. Pero sé que dentro de la población, algunos realmente viven su esperanza cristiana y que su comportamiento puede servir de ejemplo para naciones que están viviendo situaciones aún más caóticas que la nuestra. Dentro o fuera de los sistemas, tienen un mensaje concreto que no se limita a unos pocos discursos ideológicos. En 2 Corintios 6, el apóstol Pablo nos da consejos para este tipo de situaciones. Es maravilloso cuando tenemos el valor de no negar a Jesús cuando nos amenazan con un arma. Pero es igualmente hermoso cuando te mantienes firme por Él en un ambiente donde nadie cree que Dios habla, que Él consuela y que Él transforma. También es un acto de fe llevar la presencia de Jesús a una cultura que valora el sarcasmo, la pereza y que justifica el miedo a ser abrazado por una fachada de escepticismo.

¿Cuántas generaciones se necesitan para borrar de un país esta “mentalidad esclava” de la que hablas a menudo?

Yo diría que la historia de la formación de nuestra nación la hace vulnerable al autoritarismo, ya sea de organismos políticos o religiosos. La verdadera democracia es nueva para nosotros. Los 3 siglos de esclavitud no solo dejaron huellas sociales o “raciales”. El daño más profundo se encuentra en la construcción de la dignidad del hombre brasileño, esta utopía republicana que quiere fundar una nación sobre algo que no existe.
Nuestra sociedad está marcada por una ruptura muy clara: por un lado están los que dan las órdenes y por el otro los que obedecen. Un proverbio brasileño dice con razón: "Ordene a quien pueda, obedezca a quien tiene inteligencia". El instinto de autoconservación en nosotros utiliza este hecho para evitar cualquier responsabilidad. Cuando nos liberamos de los ladrones de nuestro país, nos olvidamos de entregar nuestra cultura y nuestros valores. La mayoría silenciosa ha abandonado su futuro y sus instituciones a otros, algunos de los cuales se han hundido en la corrupción.
Nuestra responsabilidad como ciudadanos y nuestro testimonio cristiano es demostrar nuestra fe fuera de las iglesias. No es solo el papel de los pastores. Los cristianos representan el grupo religioso más grande de América del Sur. Algunas proyecciones muestran para el 2050, seremos más de 660 millones. Debemos invertir el ámbito cultural para romper este estado de ánimo que acepta la corrupción sin reaccionar. En estos y otros temas serios, los cristianos pueden marcar la diferencia.

¿Podemos decir que una mala comprensión del mensaje del Evangelio (estoy pensando en el Evangelio de la Liberación) ha llevado a la situación catastrófica en su país hoy?

Las iglesias han perdido el poder del evangelioConsidero la Teología de la Liberación, como la caracteriza el Concilio Vaticano II, como una forma de ateísmo, un humanismo radical: “Dios nos ha abandonado a nuestra propia suerte. Todos los estudios sociológicos de nuestro siglo lo han demostrado: el hombre necesita del amor, para dar sentido a su vida y espiritualidad, tanto como para tener algo para comer y encontrar refugio. Cuando las iglesias católicas, reformadas o pentecostales abandonan las necesidades espirituales del hombre para enfocarse en sus necesidades humanas y materiales, pierden el poder del mensaje más grande que se ha dado al mundo: el Evangelio. Un mensaje que ciertamente es anterior a Marx, más auténtico y más profundo aunque solo haya sido considerado como una tradición religiosa. Para los creyentes, es el mensaje del corazón del Creador a los hombres, un mensaje diseñado para un mundo violento, desilusionado y caótico. Nuestro mundo no es muy diferente del que vivió Jesús y donde llevó Su mensaje.
El dicho mundano del "fin que justifica los medios" es el modelo dominante hoy, y sólo la Iglesia posee la clave que desafía el egoísmo del hombre, no por un cambio de sistema político, sino porque "el amor de Jesús nos urge ', dice el apóstol Pablo. Para responder a su pregunta, diría que las iglesias, al presentar a Jesús como el Hijo de Dios, buen Pastor y Salvador, han perdido una excelente oportunidad para cumplir su misión. Abandonaron a los brasileños a esta idea equivocada de que los partidos políticos podían traerles la salvación (el "paraíso" proclamado por la izquierda). Y al hacerlo, abrieron la puerta al crecimiento explosivo del pentecostalismo, el único movimiento que desafió esta creencia de que Jesús era un "guerrillero". Ya hemos tenido suficiente de políticos e hipócritas: ¡queremos las palabras de Vida Eterna!

¿Están los periodistas, y más particularmente los periodistas cristianos, en peligro?

El periodismo en Brasil, el periodismo de investigación independiente, apenas existe. Cuando los escándalos ya se reportan masivamente en todas partes gracias a Internet y los comunicados policiales oficiales, los medios de comunicación realizan transmisiones que tratan los temas. Pero el periodismo de investigación autónomo e independiente es raro. Ayer escuché a los medios comentar la situación política en Irán pero, lamentablemente, nada sobre los venezolanos que salen de su país y entran a Brasil todos los días a causa de la hambruna. Esta semana, una cadena de televisión reveló documentos de audio sospechosos que implicaban a una celebridad por adulterio. Son momentos de gran tristeza y tensión.
No diré que el verdadero periodismo ya no existe, pero no corresponde a nuestra dimensión social, demográfica. No quiero ser injusto. Sí, unas pocas decenas de personas brindan información seria poniendo en riesgo su integridad física o moral. Pero por otro lado, esta prensa inexistente confirma lo dicho anteriormente: la mayoría de los brasileños son indiferentes y pasivos. Sin embargo, las noticias nos están alcanzando: nunca hemos hablado tanto de política como ahora.

Gracias Anna por todas estas explicaciones. Finalmente, ¿cómo podemos orar eficazmente por Brasil?

En todo Brasil, los cristianos se comprometen a hacer lo que Dios nos pide en nuestro tiempo. Están en la administración pública, servicios judiciales, universidades, escuelas o iglesias. Ore por todos aquellos en estos lugares que han sido perseguidos por ser honestos o simplemente porque estaban haciendo su trabajo. Para los brasileños, como en la política o en la sociedad "todo el mundo lo hace", se ha convertido en algo común. La luz del Evangelio habla a toda conciencia humana para marcar la diferencia, para que la moralidad de los mentirosos y ladrones deje de ser un comportamiento banal o, peor aún, la norma.

* Anna Haddad-Basso, es una periodista brasileña, licenciada en filosofía y sociología de las religiones. Actualmente está completando su tesis sobre el ateísmo posmoderno en Francia. Vive con su esposo y sus dos hijos en un pueblo cercano a Sao Paulo.

Nicolás Ciarapica
Encuentra otro contenido de Nicolas en su canal de Youtube

Las opiniones y posiciones de contribuyentesInfo Chrétienne no comprometa ni represente la línea editorial o de redacción deInfo Chrétienne. Info Chrétienne apoya la libertad de expresión, conciencia y opinión.

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.