Nicaragua: La Iglesia denuncia "represión" y familiares de presos políticos denuncian malos tratos

En Nicaragua, la Iglesia católica denuncia "represión" y hostigamiento, mientras laFamiliares de más de 180 opositores al gobierno encarcelado del presidente Daniel Ortega denunciaron este lunes el maltrato a los detenidos.

Cinco organizaciones de familiares de opositores encarcelados han lanzado un "llamado urgente" para su "libertad inmediata" por su "extremo deterioro físico y psíquico".

Los opositores encarcelados son víctimas de una “política de malos tratos (…) para (ellos) agotar, exterminar o mutilar”, denuncia una nota de prensa conjunta.

Más de cuarenta opositores acusados ​​en particular de "socavar la integridad nacional" y lavado de dinero fueron arrestados en los meses previos a las elecciones presidenciales de noviembre pasado. Daniel Ortega fue reelegido por cuarto mandato consecutivo, sin opositores serios, habiendo sido detenidos siete de ellos. La votación fue descrita como una "mascarada" en Bruselas como en Washington.

Al menos 45 opositores, acusados ​​por el gobierno de haber conspirado para derrocar a Daniel Ortega con el apoyo de Estados Unidos, han sido condenados desde febrero a penas de hasta 13 años de prisión.

Los familiares de los presos continúan denunciando condiciones de detención que atentan contra su salud, incluida la “hospitalización tardía o de emergencia”.

En febrero, Hugo Torres, un héroe de la guerrilla sandinista que se opuso al presidente Ortega, murió bajo custodia hospitalaria.

Las organizaciones de familiares de opositores detenidos han manifestado especial preocupación por el estado de salud de tres presos, y más concretamente de Nidia Barbosa, activista de 66 años que sufre "graves problemas cardíacos" y que fue hospitalizada la semana pasada.

Los familiares de los presos expresaron su solidaridad con Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa (norte). El prelado, encargado de comunicación de la conferencia episcopal, está recluido en su iglesia desde el jueves y se declaró en huelga de hambre para protestar contra el acoso policial del que dice ser víctima tras denunciar la represión contra la oposición.

El párroco de Masaya (sur), Harvy Padilla, asegura por su parte que la policía le impide salir de su iglesia y el domingo prohibió a los fieles acudir a la misa que celebraba.

El gobierno de Nicaragua acusó a los obispos de ayudar a un "intento de golpe" por albergar a los manifestantes en iglesias durante la sangrienta represión de las protestas de la oposición en 2018.

Desde entonces, la tensión nunca ha disminuido entre la Iglesia Católica y el gobierno, que expulsó al nuncio apostólico en marzo. El viernes, las autoridades suspendieron la transmisión por cable del canal católico de televisión.

El obispo Carlos Avilés, vicario de la Arquidiócesis de Managua denunció el domingo la “reducción al silencio” del canal de televisión: “el pacifismo radical perturba a los violentos, a los criminales. No pueden soportar que les arrojen su impopularidad en la cara, dijo.

El Consejo Editorial (con AFP)

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.