Sin más tiempo de vida, su aseguradora alienta a una mujer californiana a ser sacrificada

STephanie Packer es una joven madre de cuatro hijos que se enteró en 2012 de que probablemente le quedaban tres años de vida. Tiene una forma de esclerodermia que le ha dejado cicatrices en los pulmones, fibrosis pulmonar. Además de sus dificultades respiratorias, las complicaciones significan que solo puede tomar pequeños sorbos de agua. Encuentra coraje en los grupos de apoyo y en su iglesia. Pero también en la atención médica que sugirió una posible mejoría de su estado. Sin embargo, después de haber prometido cubrir los gastos relacionados con la quimioterapia, su aseguradora le ofrece una única posibilidad de reembolso: que acepte el suicidio asistido, ahora legalizado en California, y solo le quedará 1,20 dólar XNUMX a su cargo.

Stephanie ha perdido dos veces en acciones judiciales contra la aseguradora. Su situación no es aislada, ni en California ni en el vecino estado de Oregón, cuya legislación sobre eutanasia inspiró aquello bajo lo que vive la joven. De hecho, a pesar de los elogios de las llamadas leyes equilibradas, los seguros privados o las cajas de seguros de salud se niegan a cubrir la atención médica de las personas con muy pocas posibilidades de remisión y las alientan a recurrir al suicidio asistido. Esto no deja de plantear serios problemas éticos, además del hecho de administrar médicamente la muerte.

De un supuesto derecho moral a morir, pasamos a un deber económico de morir para no depender de la sociedad ni de las compañías de seguros. Una concepción del individuo que se suma a la económica de las pruebas genéticas que una ley federal de 2008 prohibió a las aseguradoras y empleadores utilizar para discriminar.

Hans-Søren Dag

Para más detalles, también puede consultar el artículo original: Sin más tiempo de vida, su aseguradora anima a una mujer californiana a ser sacrificada

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.