París: Apertura del juicio por el asesinato del Padre Hamel

Acusados ​​de "asociación de delincuentes terroristas", Jean-Philippe Jean Louis, Farid Khelil y Yassine Sebaihia comparecen hoy ante el tribunal especial de lo penal de París.

Hoy se abre en París el juicio por el asesinato del padre Hamel, víctima de un atentado terrorista el 26 de julio de 2016 en Saint-Antoine-du-Rouvray. Jacques Hamel había sucumbido a las puñaladas que le habían hecho en medio de la misa. Fue entonces el primer ataque perpetrado contra un sacerdote en una iglesia en Europa.

Adel Kermiche y Abdel-Malik Petitjean, jóvenes yihadistas de 19 años que decían pertenecer al grupo Estado Islámico, fueron asesinados por la policía cuando salían de esta pequeña iglesia en las afueras de Rouen.

Tres hombres comparecen hoy ante el tribunal de lo penal especial en París. Se trata de Jean-Philippe Jean Louis, "muy activo en la yihadosfera" según su abogado, Farid Khelil, primo de Abdel-Malik Petitjean y presentado como fascinado por los discursos yihadistas, y Yassine Sebaihia, que se había unido brevemente a los dos terroristas en Saint -Etienne-du-Rouvray el 24 de julio, antes de regresar a Toulouse. Este último niega haber tenido conocimiento de su proyecto. Los tres están acusados ​​de “asociación criminal terrorista”. Se les acusa de haber estado al tanto de los proyectos de los dos jóvenes, de haber compartido su ideología o de haber intentado llegar a Siria.

Rachid Kassim, el cuarto acusado y propagandista francés del grupo Estado Islámico, estará ausente del juicio. Al que se supone que murió en un bombardeo en Irak en febrero de 2017 se le acusa, según el auto de remisión del juez de instrucción, de haber "animado y facilitado científicamente el paso al acto".

Según su abogado, Me Christian Saint-Palais, "la principal expectativa" de las dos hermanas de Jacques Hamel es "comprender quiénes fueron los autores del acto" y sus "motivaciones".

M.Sc. dominique lebrun es el arzobispo de Rouen, del que depende la parroquia de Saint-Étienne-du-Rouvray. Está esperando "la luz" sobre lo sucedido el 26 de julio de 2016, pero también sobre "sus causas y quizás también sobre un camino, sobre caminos para vivir mejor juntos". Pero también espera justicia, para el padre Hamel, para los secuestrados en la iglesia en el momento del atentado, pero también para los acusados. “¿Son culpables? De qué ? ", él pide.

Entre los presentes durante el ataque, Guy Coponet. Ahora de 92 años, asistió a misa con su esposa y resultó gravemente herido. Él "quiere entender, a través del juicio, cómo los jóvenes recién salidos de la adolescencia llegaron a inventar tales horrores".

MC (con AFP)

Crédito de la imagen: Shutterstock / AM113

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.