Podcast "Les Fils d'Issacar": Pobreza en Francia, 3 prejuicios frente a la realidad

BHola, es sábado 11 de noviembre de 2017, y aquí estamos para un nuevo episodio del podcast “hijos de Issacar”, un análisis semanal de eventos y noticias de una cosmovisión cristiana sostenida por Etienne Omnès y yo (Timothy Davi).

¡Ya le deseamos una buena escucha / lectura!

Pobreza en Francia: 3 prejuicios ante la realidad

Este trigésimo episodio de Les Fils d'Issacar informará sobre la publicación del informe anual sobre la pobreza elaborado por el “Secours Catholique-Caritas France” que, entre otras cosas, pretende deconstruir tres prejuicios que mantiene una gran parte de la población francesa con respecto a las personas en situación precaria. El informe fue elaborado en colaboración con la fundación Crédit coopératif y con el sociólogo Serge Paugam. Además, la asociación de "Secours Catholique" habla desde el punto de vista de la experiencia ya que tratan con aproximadamente 1 millones de personas en toda Francia informa su sitio dedicado.

Entonces, ¿cuáles son estos tres prejuicios principales según esta asociación? El primero: “Los pobres son vagos. El segundo: "Los pobres se benefician. Finalmente, el tercero: "Los pobres son incapaces. No saben cómo administrar su dinero. Examinemos ahora estos tres sesgos a través del prisma de este estudio.

  • La gente pobre es perezosa

Inicialmente, Secours Catholique cede la palabra a Sergio Paugam, sociólogo, director de estudios de la EHESS y director de investigaciones del CNRS, que denota dos intentos de explicaciones clásicas de la pobreza: por la pereza y por la injusticia. Sin embargo, en una situación económica en mejoría como la que vive Francia actualmente, advierte que suele prevalecer la explicación de la pobreza por la pereza. De hecho, si hay más puestos de trabajo, ¿no debería haber inmediatamente menos desempleo? La ecuación parece razonable. De ahí surge un juicio según el cual los pobres son simplemente perezosos.

Sin embargo, Serge Paugam llama la atención sobre el hecho de que más puestos de trabajo no se traducen necesariamente en una disminución de las cifras de desempleo; la situación no es tan simple ya que la pobreza y su corolario, el desempleo, llevan a las personas a un ciclo de pérdida de la confianza en sí mismas y aislamiento social. En otras palabras, es fácil que personas en una situación económica más o menos estable arrojen piedras sin darse cuenta de las dificultades psicológicas de carácter paralizante en las que se encuentran a menudo las personas pobres y / o desempleadas.

En un segundo tiempo, Secours Catholique nos ofrece algunas cifras quién podrá deconstruir aún más este prejuicio:

  1. El 62% de las personas encontradas por Secours Catholiques no están desempleadas.
  2. 17, 1% trabajo.
  3. El 48% no trabaja porque está "en casa o de baja por maternidad", "jubilado", "estudiante", "enfermo o discapacitado", "sin papeles y sin derecho a trabajar" y "en la calle".
  4. Finalmente, entre los desempleados, 3 de cada 4 buscan trabajo sin prestación.

En una tercera vez, Secours Catholique comparte con nosotros la testigo de David, 49 años y residente en Nièvre. Este último había trabajado para un fabricante de azulejos durante 10 años hasta que un accidente destruyó su automóvil. Su empleador no quiso esperar tres meses para que comprara un vehículo nuevo y lo despidió. Sin trabajo, porque sin automóvil, David cayó en un círculo vicioso del que se liberó solo cinco años después al encontrar trabajo. Durante todos estos años, la idea le fastidiaba la mente de que podría ser básicamente un inútil y estima que "tardó 10 años en 5 años".

  • Los pobres se aprovechan

Una vez más, Secours Catholique refuta este prejuicio en tres etapas.

Inicialmente, la asociación comparte un análisis de Sergio Paugam lo que recuerda que este prejuicio, arraigado en buena parte de la población, no solo postula que los pobres son lucrativos, sino que además algunos incluso obtienen beneficios sustanciales de su pobreza y de la asistencia que se les brinda.

Por supuesto, siempre hay especuladores, gente astuta y deshonesta que se aprovecha del sistema, eso seguro. Sin embargo, la tendencia popular se centra demasiado fácilmente en estos casos y finalmente pinta un cuadro muy oscuro de la población pobre. Ese prejuicio, generalización, debe entonces ser confrontado.

En primer lugar, acceder a la asistencia social no es fácil desde el punto de vista de los costos. simbólico que representa la acción. La mayoría de las personas que conoció el sociólogo comparten un sentimiento de extrema vergüenza ante la idea de reunirse y pedir asistencia social. Es su identidad la que de repente parece cambiar: ya no se les considera como personas, sino a través de un calificativo, pobres. Es una identidad estigmatizante y muchos se niegan a pedir su ayuda para no ser etiquetados de esta forma.

En última instancia, junto a esta categoría de "especuladores", para encontrar una visión realista del tema, deberíamos oponernos sistemáticamente a una categoría de personas que llegan incluso a no querer recibir esta ayuda.

En un segundo tiempo, Secours Catholique nos ofrece figuras evocadoras :

  1. En 2016, el 40% de las personas reunidas por Secours Catholique que tenían derecho a RSA no lo solicitaron.
  2. El 31% de las familias que podían beneficiarse de las asignaciones familiares no lo utilizaban.
  3. La falta de uso de los derechos es particularmente alta entre las personas y familias extranjeras.
  4. Tasa de no recurso entre individuos y familias: A. RSA: i. 40% juntos. ii. 59% extranjeros. B. Asignaciones familiares: i. 5% juntos. ii. 31% Familias extranjeras.

En una tercera vez, Secours Catholique ofrece La historia de Frank, 35 años y residente en Haute-Loire. Frank vivió durante muchos años sin hogar, al margen de la sociedad. Solo han pasado cinco años desde que las cosas cambiaron para él. Durante estos años como indigente, comparte: “No quise postular al RMI (RSA hoy), porque sentí que mi situación era culpa mía, que estaba ligada a mi voluntad y por lo tanto que no podía reclamar estos derechos. Hoy, finalmente ha encontrado la fuerza para pedir ayuda y beneficios de RSA y subsidio de vivienda. Sin embargo, todavía no se atreve a pedir ayuda para su cuidado: “Siempre hay una cosa que me molesta psicológicamente y complica las cosas: ese sentimiento de aprovecharse de los trabajadores honestos. Y esto se ve acentuado por la mirada de los demás. Finalmente, concluye subrayando que ha encontrado trabajo y que está impaciente por poder liberarse de esta ayuda, por no tener más la impresión de “hacerse la manga con el Estado francés”.

  • Los pobres son incapaces. No saben cómo administrar su dinero.

Finalmente, Secours Catholique refuta este último prejuicio utilizando el mismo proceso.

Inicialmente, le da la palabra a Sergio Paugam quien cree que detrás de este prejuicio se vislumbra una cierta infantilización de los pobres que no son capaces de controlar sus frustraciones y gastan su dinero de manera irracional.

Sin embargo, vivir con un presupuesto tan ajustado como el de quienes dependen de facto de la RSA implica tomar decisiones drásticas para sobrevivir a diario. La gente pobre tiende a recortar drásticamente sus presupuestos privándose de productos y beneficios innecesarios como ir a restaurantes o irse de vacaciones, con el fin de cubrir necesidades necesarias como alquiler, electricidad, etc. Hay un esfuerzo diario e inteligente por recortar gastos, incluso alimentos. Sin embargo, el costo social lamentablemente está ahí, ya que dejar de ir a restaurantes o dejar de ir de vacaciones reduce los vínculos sociales y, en última instancia, puede conducir a una situación de aislamiento.

En un segundo tiempo, Secours Catholique presenta estadísticas elocuentes:

  1. 548 €. Es el ingreso mensual medio de los hogares cubiertos por Secours Catholique.
  2. Un ingreso mensual medio más de tres veces menor que el ingreso medio de los franceses.
  3. Ingreso mensual medio: A. Ensemble Secours Catholique: 548 €. B. Secours Catholique: 20% más rico: 974 €. C. Población francesa total: 1695 €.
  4. Y esto, en un contexto de aumento permanente de los precios al consumidor de los bienes básicos.
  5. Entre las principales partidas presupuestarias de los hogares más modestos se encuentran: A. Alquiler, gas, electricidad. B. Alimentos. C. Agua. D. Eliminación de residuos domésticos.
  6. La asombrosa evolución de los precios de los alimentos pesa mucho sobre los hogares pobres.

En una tercera vez, Secours Catholique nos comparte El testimonio de Magalie, 34 años residente en Loire. Magalie vive con sus cuatro hijas en un pequeño pueblo y recibe RSA, asignaciones familiares y pensión alimenticia. En total, tiene, por cinco, menos de 1000 euros al mes. Con un presupuesto tan limitado, Magalie comparte primero pagando las facturas importantes como alquiler, teléfono, FED y luego arreglándose con los 250 euros que le quedan. En este nivel es inventiva ya que toma el bus en lugar del tren, hace sus propios yogures y pasteles, compra los productos más baratos, no se va de vacaciones o excepcionalmente, no va al restaurante (su "restaurante" es un "comida especial cocinada por mamá"), no va al cine y apenas ahorra lo necesario para regalar a sus hijos por Navidad.

Con esta última nota, Secours Catholique concluye su informe refutando estos tres prejuicios populares sobre la pobreza.

En este punto de este podcast, normalmente debería seguir el análisis cristiano. Sin embargo, después de tal informe, ¿hay realmente algo que agregar? El informe en sí mismo parece ser un llamado a la sensibilización y a la acción suficiente.

Sin embargo, todavía es necesario un análisis cristiano, será relativamente corto.

Como cristiano, uno no puede evitar confundirse al leer tal informe por dos razones. Por un lado, tomando conciencia de prejuicios que, si bien en raras ocasiones pueden ser ciertos, siguen siendo completamente falsos, incluso degradantes en general. Por otro lado, por la conciencia a la que llama este informe a través de estos análisis del sociólogo Serge Paugam, estas figuras y estos diversos testimonios.

Sin embargo, más que nada, doit preocuparse como cristiano porque nuestro Señor, el único y verdadero Dios, el que creó el universo y todo lo que hay en él, los ricos como los pobres, muestra una preocupación particular y un amor por los pobres, ya que "Dios ha elegido a los pobres a los ojos del mundo para que sean ricos en fe "leemos en Santiago 2, 5. Este hecho también está parcialmente atestiguado por numerosas estadísticas a lo largo de los años que muestran que la fe cristiana está más desarrollada en los círculos pobres. Dejando de lado este hecho, tales fueron los primeros discípulos: “gente del pueblo sin educación” despreciada por las élites religiosas de la época nos dice Hechos 4:13 ¿Significa esto que Dios rechaza a los ricos? Por supuesto que no, pero la Palabra de Dios más bien reprende a los ricos al ordenarles severamente que sean generosos, que estén agradecidos por sus riquezas terrenales como el Señor les ha concedido con sus riquezas espirituales y que tengan cuidado de que sus riquezas no se conviertan en ídolos. o incluso una herramienta de opresión.

Una vez más, la Epístola de Santiago es muy clara de que estamos doit molestarnos cuando las personas que nos rodean viven en situaciones de precariedad a veces insoportable. El hecho mismo de visitar y cuidar a los pobres es parte de la identidad, la "religión" del cristiano: "La religión pura y sin tacha, ante Dios nuestro Padre, consiste en visitar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y para preservarse uno mismo de las contaminaciones del mundo. Santiago 1, 27 nos enseña. En el Israel del siglo I, las viudas y los huérfanos representaban a las personas pobres y frágiles de la sociedad por excelencia, aquellas que no podían trabajar en absoluto o lo suficiente para vivir decentemente, aunque quisieran (cf. de Rut en el libro bíblico de la misma. nombre).

Y, por supuesto, en ese momento, ¡no se trataba de ayuda del Estado romano de la que "se beneficiarían"! La Epístola de Santiago y una tremenda serie de pasajes de la Palabra de Dios llamaron y aún llaman a los cristianos a acciones concretas para ayudar a estas criaturas amadas por Dios que vivían y viven todavía en terribles condiciones de precariedad. Santiago 2, 15-16 incluso agrega una capa, yendo tan lejos como para estar indignado por laindiferencia de algunos: "Si un hermano o hermana está desnudo y carece de comida diaria, 16 y uno de ustedes les dice: '¡Vayan en paz, caliéntense y estén satisfechos!' y no les das lo necesario para el cuerpo, ¿para qué sirve? También pensaremos en las duras e inequívocas palabras de nuestro Señor en Mt 25, 34, 40.

En conclusión, los primeros cristianos fueron conocido no solo en la llamada provincia romana de Palestina, sino en todo el Imperio Romano por la ayuda y el amor que le brindaron a la gente pobre; hay documentos históricos escritos por romanos no cristianos que dan fe de esto en los primeros siglos. La ayuda prestada a los pobres por los cristianos no se basó en principios humanistas y naturalistas como los derechos humanos, sino en la revelación del Señor del universo: todo hombre es creado a imagen de Dios y se imprime a tal efecto una dignidad y un cualidad que requiere amor y respeto. Todo hombre es amado por el Señor porque, en primer lugar, el Señor decidió crearlo y, en segundo lugar, porque le concede activamente diversas gracias todos los días. Es este principio vertical, objetivo, normativo, procedente de una autoridad indiscutible, la única autoridad verdadera, que es la única capaz de movilizar universalmente a los hombres para seguir el ejemplo de Jesús y "amar al prójimo como a nosotros mismos", lo que constituye el mayor mandamiento, el resumen de la Palabra de Dios, la "ley real" (Santiago 2, 8). Ama a la gente pobre.

Gracias por escuchar Les fils d'Issacar. Para encontrar todos los episodios, vaya a la revista en línea "Infochrétienne" (tres veces w point Infochretienne punto-com) y seleccione "Timothée Davi" en el menú "Columnistas".

También puede seguirnos en Facebook haciendo clic en Me gusta en la página "Les fils d'Issacar".

Me reuniré con ustedes la próxima semana para un nuevo episodio de los hijos de Issacar que será presentado esta vez por Etienne Omnès. Que nuestro Señor, cuyo corazón está cerca y sufre con la viuda, el huérfano, el inmigrante, el pobre y todo oprimido, provea según su gracia las necesidades de estas personas y las bendiga según las riquezas de su bondad. En cuanto a nosotros, que a través de nuestras oraciones, nuestras palabras y nuestras acciones nos encontremos como nuestro Salvador con estos pequeños a los ojos del mundo de nosotros que la sociedad ha dejado de lado. El Señor los ama y no los olvida, ¿cómo podríamos nosotros?

¡Háganos saber sus reacciones!

Fuente:

« Pobreza. Prejuicios ante la realidad "Por" Secours Catholique-Caritas France ".

Si quieres estar seguro de no extrañarnos, visítanos todos los sábados en:

  • Nuestra página de Facebook, donde los podcasts se compartirán sistemáticamente cada semana (es decir, el artículo de Infochrétienne que contiene el podcast).

Si tu tambien quieres lire los dos burros que somos:

Blog de Etienne Omnès.

Timothy Davi
www.timotheedavi.wordpress.com

Las opiniones y posiciones de contribuyentesInfo Chrétienne no comprometa ni represente la línea editorial o de redacción deInfo Chrétienne. Info Chrétienne apoya la libertad de expresión, conciencia y opinión.

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.