Una delegación inuit en Francia para pedir la extradición de un sacerdote acusado de agresión sexual

Una delegación de inuit canadienses viajará a Francia del 12 al 15 de septiembre para solicitar la extradición de un sacerdote francés acusado de agresiones sexuales que datan de la década de 1960, informó este miércoles la organización indígena.

Los seis integrantes del grupo quieren cabildear y apoyar la solicitud de extradición realizada por Canadá hace unas semanas.

En el Extremo Norte de Canadá, el caso es visto por muchos como el símbolo de la impunidad de los agresores sexuales dentro de la Iglesia Católica.

"Instamos al presidente Macron, a la primera ministra, la señora Borne, y al ministro de Justicia a extraditar al señor Joannes Rivoire", dijo a la prensa Aluki Kotierk, presidente de la organización Nunavut Tunngavik, que representa a los inuit de esta región.

“La iglesia y sus sacerdotes no están por encima de la ley”, denunció este último que forma parte de la delegación, hablando del sacerdote como un “prófugo buscado en Canadá” desde hace años.

La delegación tiene previsto viajar a París y luego a Lyon donde será recibida en particular por el jefe de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, congregación religiosa a la que pertenece el sacerdote.

“Los actos atroces del Sr. Rivoire persiguieron a mi difunto padre Marius”, dijo Tanya Tungilik en un comunicado. La denuncia interpuesta por su padre contra el religioso había dado lugar a una primera orden de detención entre 1998 y 2017 por agresiones sexuales a tres menores.

Ha sido objeto de una orden de arresto en Canadá desde febrero, luego de que presentara una nueva denuncia en septiembre por una agresión sexual que tuvo lugar hace alrededor de 47 años.

Hasta ahora, la nonagenaria, que vive en una residencia de ancianos en Lyon, nunca se ha preocupado. Cuestiona todas las acusaciones sobre abusos cometidos en el Extremo Norte canadiense durante su misión.

“Por sus acciones, el señor Rivoire nos condenó a sufrir toda nuestra vida”, agregó Tanya Tungilik, quien dijo que habló sobre la historia de su padre y su familia con el Papa Francisco durante su viaje a Canadá en julio.

Joannes Rivoire, que tiene doble nacionalidad, representa un caso complejo para Francia, que tiene una política de no extraditar a sus ciudadanos, dijo a la AFP una fuente familiarizada con el tema.

El Consejo Editorial (con AFP)

© Info Chrétienne - Autorización de reproducción parcial corta seguida de un enlace "Leer más" a esta página.

APOYAR INFORMACIÓN CRISTIANA

Info Chrétienne al ser un servicio de prensa online reconocido por el Ministerio de Cultura, tu donación es deducible de impuestos hasta en un 66%.